domingo 20/6/21

Aragonès anuncia un gobierno catalán en solitario por la falta de acuerdo

Esquerra rompe con Junts, molesto por el empeño de Puigdemont en tutelar la presidencia
Pere Aragonès anunciado ayer que iniciará la legislatura «con un Govern en solitario». QUIQUE GARCÍA

Puñetazo en la mesa de Pere Aragonès, candidato de Esquerra a la presidencia de la Generalitat. El dirigente republicano dio ayer por agotada la negociación con Junts para formar un ejecutivo independentista en Cataluña y apostó por el plan B: un gobierno en solitario.

ERC llevaba semanas avisando. Lo hizo a través de dos ultimátums, considera que Junts no se dio por aludido y ayer lanzó el tercer órdago, cuando apenas quedan dos semanas para que expire el plazo para que el Parlamento catalán invista a un presidente de la y se evite la repetición electoral.

«Hoy anunciamos que asumimos la responsabilidad de iniciar la legislatura con un Govern en solitario. Debemos arrancar sin demora y aceptamos la propuesta de JxCat de apoyar un Govern de ERC en minoría», afirmó Pere Aragonès de manera solemne desde la sede de Esquerra, acompañado por los pesos pesados de su partido.

Está por ver si es estrategia negociadora o si el movimiento de los republicanos es definitivo. En cualquier caso, aún queda tiempo hasta el 26 de mayo. Junts dijo el viernes que el 90% del acuerdo estaba cerrado, que quedaban flecos y que el pacto era cuestión de horas o de días. Pero la negociación se acabó de envenenar por la tarde, cuando Aragonès quiso reunirse con Jordi Sànchez, que tenía permiso penitenciario para poder asistir al congreso de Junts, y el encuentro no pudo celebrarse. ERC montó en cólera y convocó una comparecencia de urgencia para este sábado.

La semana que viene, Aragonès pedirá a Laura Borràs que le proponga formalmente como candidato a la investidura. ERC cuenta con los votos de Junts y de la CUP para elegir al dirigente republicano. Si los postconvergentes se desdicen, Cataluña estará abocada a nuevas elecciones, porque Aragonès no piensa de ninguna manera buscar los votos del PSC. Salvador Illa podría encontrar su oportunidad y ayer le pidió a Aragonès que dé un paso al lado, pero el exministro solo conseguiría los votos de los comunes, por lo que su candidatura no tiene recorrido, salvo que fuera capaz de convencer a Esquerra.

Tras el órdago de Aragonès, Sànchez mantuvo la puerta abierta a llegar a un acuerdo. «Estamos convencidos de que este acuerdo es posible. No valen excusas. No es normal renunciar a la posibilidad de un acuerdo», reprochó. Junts, eso sí, se mostró dispuesto a facilitar el gobierno de Aragonès en solitario. Decida lo que decida la dirección nacionalista, deberá avalarlo su militancia.

Básicamente, las negociaciones entre ERC y Junts encallan porque los dirigentes de ambas formaciones no se aguantan. Las desconfianzas fijan el marco general de la ruptura. Pero el papel de Puigdemont es la clave del bloqueo, Junts exige que Puigdemont, a través del Consejo, lidere la estrategia independentista. ERC considera que Junts pretende que Puigdemont «tutele» la presidencia de la Generalitat como hacía con Quim Torra. Los postconvergentes lo niegan.

Aragonès anuncia un gobierno catalán en solitario por la falta de acuerdo
Comentarios