jueves. 07.07.2022

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, instó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a conceder cuanto antes los indultos a los presos del ‘procés’ y confió en que tras la conversación telefónica del viernes con el dirigente socialista se abra una «etapa de negociación» con el Ejecutivo central.

El día después de su primer contacto directo con Sánchez desde la investidura (una llamada de 40 minutos), en la que ambos mandatarios pactaron una reunión en la Moncloa durante el presente mes de junio, Aragonès destacó la buena sintonía e insistió en que acudirá a la cita con el presidente del Gobierno con una propuesta de ley de amnistía y autodeterminación.

Eso sí, avisó al mundo independentista que la resolución del pleito catalán requerirá tiempo y mucho esfuerzo. «Sabemos que no lo arreglaremos en dos días», afirmó en Ivars d’Urgell (Lleida). El mensaje iba dirigido a los sectores más impacientes de Junts y la CUP, formaciones de las que depende la estabilidad del ejecutivo del líder republicano y que le presionan para que avance en la agenda nacionalista.

En principio, el ‘Govern’ le da dos años de margen a la mesa de diálogo entre gobiernos sobre la cuestión de Cataluña, hasta 2023, año en que habrá elecciones generales y municipales y en el que el presidente de la Generalitat deberá renovar el apoyo de la Cámara catalana con una moción de confianza pactada de antemano con la CUP.

Aragonès celebró los indultos que tendría ya en marcha el Gobierno de la nación, si acaban concendiéndose al final, e, insistió, pueden servir para «aligerar el dolor que están sufriendo los presos y sus familias». En una entrevista en ‘eldiario.es’, el presidente de la Generalitat afirmó que «para hacer más llevadero el dolor que causa la prisión, cualquier medida será bienvenida».

Texto

Aragonès llama a la «negociación» y reclama paciencia al soberanismo»
Comentarios