domingo 24/10/21

Aragonès llama al orden a Junts por su deslealtad con el Govern catalán

La guerra independentista continúa. El día después de la reunión entre el Gobierno central y la Generalitat para abordar el conflicto catalán, Pere Aragonès llamó al orden al número 2 de su ejecutivo, Jordi Puigneró, de Junts, al que reclamó «lealtad», que no se repitan las crisis de estos últimos días y que cesen las hostilidades. El Govern participó el miércoles en la mesa de diálogo en inferioridad numérica tras apartar a Junts de las conversaciones por su intención de integrar en la delegación catalana dirigentes del partido en lugar de miembros del Gobierno autonómico.

Junts no dio su brazo a torcer y Aragonès, tampoco. El resultado fue una mesa sin representantes de JxCat por querer que participaran Jordi Sànchez o Jordi Turull, ajenos al ejecutivo. El president podría ofrecerles alguna tarea, pero no la de sentarse en la mesa. En realidad, el choque no es más que la punta del iceberg de una división sobre cómo afrontar el postprocés. ERC aboga por abrir una etapa marcada por el diálogo y Junts insiste en la confrontación. Los de Puigdemont intentaron dinamitar la mesa y ayer cargaron con todo. Dijeron que se sentó la minoría del independentismo y que la mesa era de partidos.

La mesa está muy tocada, según los postconvergentes, que criticaron el sin prisas pero sin pausas y sin términos pactado por Sánchez y Aragonès. Estas descalificaciones las profirieron a primera hora de la mañana, antes de que Aragonès llamara a capítulo a su vicepresidente, pero también después.

Aragonès llama al orden a Junts por su deslealtad con el Govern catalán
Comentarios