viernes 20/5/22

El presidente de la Generalitat cogió ayer las riendas de las negociaciones de sus primeras cuentas autonómicas, que están encalladas tras la decisión de la CUP de presentar una enmienda a la totalidad. La intención de Pere Aragonès es aprobar los Presupuestos con la mayoría independentista que le invistió hace nueve meses: ERC, Junts y la CUP. Pero los de la izquierda nacionalista han elevado sus exigencias.

Ante la presión de los cuperos, el jefe del Ejecutivo catalán respondió moviendo ficha, reuniéndose con el líder de la oposición, el socialista Salvador Illa, e incluyendo a los comunes en las negociaciones presupuestarias. La primera toma de contacto se produjo en el Parlament. El objetivo de Aragonès es ampliar con los comunes la mayoría de la investidura, pero lo que está haciendo es presionar a la CUP para que vea que el Govern tiene un posible socio alternativo o dos, si también se tiene en cuenta al PSC.

Aragonés se reúne con Illa e incluye a los comunes como socios para presionar a la CUP
Comentarios