miércoles 08.07.2020

Arrimadas ofrece a Sánchez un Gobierno apoyado por PSOE, PP y Ciudadanos

Aún no ha sido elegida presidenta de Ciudadanos pero Inés Arrimadas ya ejerce como jefa de filas absoluta de la formación liberal. La diputada por Barcelona envió este lunes una carta a Pedro Sánchez en la que le insta a romper el pacto con Unidas Podemos y reunirse con ella misma y con Pablo Casado este miércoles para formar un Gobierno apoyado por los 221 diputados que suman PSOE (120), PP (88), Ciudadanos (10) y Navarra Suma (2).


Se trata, sostiene en la misiva la dirigente liberal, de «construir un pacto constitucionalista para impulsar grandes acuerdos de estado que blinden nuestra democracia frente a quienes pretender acabar con ella». Arrimadas apunta concretamente a reformar urgentes como la educativa, laboral o las pensiones.


Y pone como ejemplo la reciente formación de la nueva Comisión Europea presidida por la conservadora Ursula von der Leyen, que ha sido apoyada en el Parlamento de Estrasburgo por los grupos popular, socialista y liberal. «Podemos hacer historia si conseguimos que, por primera vez desde la Transición, los partidos constitucionalistas dejen a un lado las diferencias y se entiendan para que el futuro de España no dependa de los populistas ni de partidos que no creen en nuestro proyecto común de progreso», señala la portavoz de Ciudadanos al presidente del Gobierno en funciones.


Pero aún convenciendo a Sánchez de que rompa el preacuerdo que firmó con Iglesias apenas 48 horas después de las generales, la propuesta de Arrimadas aún debería vencer la resistencia de la dirección del PP a facilitar un Gobierno socialista. Arrimadas no cree, en cualquier caso, que ese vaya a ser el mayor obstáculo para la formación de un Consejo de Ministros constitucionalista. El principal escollo, insistió, será hacer rectificar al líder de los socialistas para que no se eche en brazos de Unidas Podemos y de Esquerra. La oferta de Arrimadas, sobre la que no ha concretado si se pondría como exigencia la presencia de Ciudadanos en el Ejecutivo, confirma el cambio de rumbo que ya imprimió Albert Rivera antes de la debacle electoral del 10 de noviembre.

Arrimadas ofrece a Sánchez un Gobierno apoyado por PSOE, PP y Ciudadanos