viernes. 27.01.2023

El menor de 15 años asesinado a tiros la noche de este domingo en un parque del distrito madrileño de Villaverde supuestamente pertenecía a la banda juvenil de los Trinitarios y estaba «marcado» por un presunto miembro de los Dominican Don’t Play (DDP), que huyó tras disparar al fallecido y a un amigo de 21 años con una pistola. Así lo ha revelado la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, quien ha confirmado que la Policía busca a un joven que atacó de forma premeditada a las dos víctimas, encapuchado y con otros elementos que hacían «bastante difícil» su identificación.

Según la información aportada por la delegada del Gobierno, la hipótesis principal de los investigadores es la de una «venganza» o «ajuste de cuentas» entre miembros de los DDP y los Trinitarios, quienes «conviven» en los distritos de Villaverde y Usera, donde se han registrado varios incidentes relacionados con las bandas juveniles en las últimas semanas.

Este, además, es el quinto crimen que han perpetrado en la Comunidad de Madrid en lo que va de año. Aún no se ha esclarecido el motivo concreto por el que el agresor disparó de forma decidida con una pistola contra el menor asesinado y, después, contra su acompañante, un vecino de la localidad de Fuenlabrada que recibirá el alta en el hospital 12 de Octubre en las próximas horas tras sufrir un disparo con orificio de entrada y salida en el abdomen. González ha señalado que fueron cuatro los testigos que presenciaron los hechos y que «han coincidido» al aportar los datos a la Policía.

Según su testimonio, fue un joven de baja estatura, encapuchado, y con unas zapatillas rojas quien disparó «a bocajarro» a la víctima cuando se encontraba sentado con un amigo en el parque ubicado entre las calles Villastar y Angosta. Después, huyó a la carrera hacia la estación de Metro de San Cristóbal.

Estaban el padre y el abuelo

En la esquina contraria al punto en el que ocurrió el crimen se encontraban el padre y el abuelo del menor asesinado, quien ha relatado que la familia está «destrozada». Asimismo, ha asegurado que su nieto no pertenecía a ninguna banda violenta y que sólo bajaba al parque donde murió, a pocos metros de su casa.

La investigación del crimen corre a cargo de la Brigada Provincial de Información, con grupos especializados en bandas juveniles, y los agentes de Homicidios. La prioridad es identificar al autor de los disparos y dar con su paradero. La delegada del Gobierno ha indicado que un mayor refuerzo policial que el despliegue de 500 agentes por el «plan antibandas» en las zonas más calientes de Madrid es «prácticamente imposible», aunque este lunes la Jefatura Superior de Policía ha mantenido una reuniópara estudiar posibles medidas contra la violencia en las calles de Villaverde.

Asesinan a tiros en Madrid a un niño ‘marcado’ por la banda latina DDP