viernes. 03.02.2023

José Manuel Romero, conde de Fontao y asesor jurídico del Rey, niega que asesorara a Iñaki Urdangarín para crear la Fundación Cultura, Deporte e Integración Social, la entidad que, según las investigaciones judiciales, utilizó el duque de Palma para vaciar el instituto Nóos y evadir centenares de miles de euros a paraísos fiscales. El abogado de don Juan Carlos afirma que su papel fue el de informante de la marcha de los trámites para inscribir la entidad en el registro del Ministerio de Cultura.

La Casa del Rey emitió ayer un comunicado de Romero para precisar que su función en el proceso de disolución de Nóos, la creación de la fundación Areté y la posterior constitución de la Fundación Cultura, Deporte e Integración Social en ningún caso fue de «asesoramiento jurídico». El conde de Fontao divulgó su nota en respuesta a una información del pasado viernes titulada «Un asesor del Rey ayudó a Urdangarín a crear la fundación que evadió capitales», en la que se afirma que Romero «ayudó y supervisó» la transición de Nóos a la fundación que debía ocuparse de niños discapacitados.

Imputación de delitos

Los delitos, si es que así lo concluye el juez cuando se celebre el juicio, en ningún caso serían en principio imputables al conde de Fontao sino a los gestores de aquella entidad, Urdangarín y su entonces socio Diego Torres, que decidieron utilizar una organización sin fines de lucro y con encomiables objetivos sociales para sus negocios particulares.

El comunicado del letrado explica que en julio de 2005 recibió el encargo de la Zarzuela de revisar la fórmula jurídica del instituto Nóos y las actividades empresariales de Urdangarín. La conclusión fue que la fórmula de asociación que tenía Nóos «no era correcta» porque desempeñaba actividades mercantiles. Se aconsejó, por tanto, al duque de Palma que si Nóos quería persistir en la actividad mercantil debía canalizarla a través de una sociedad ‘ad hoc’ «sin participación del señor Urdangarín». Con respecto a las actividades de fomento del deporte que tenía entre sus fines Nóos deberían llevarse a cabo mediante «la constitución de una fundación privada».

Un asesor del Rey dice que sólo informó al duque de Palma
Comentarios