domingo. 05.02.2023
Antonio del Castillo, padre de Marta, en la puerta del domicilio familiar en Sevilla.

La familia de Marta del Castillo se había preparado para una sentencia liviana, pero nunca creyeron que se produciría el peor de los escenarios posibles. La Audiencia de Sevilla considera a Miguel Carcaño como único responsable de la muerte de la adolescente sevillana, de cuya desaparición se cumplen ahora tres años, y lo condena a 20 años de cárcel por asesinato.

Aunque matiza que para deshacerse del cuerpo contó con la ayuda del menor ya condenado, Javier García ‘El Cuco’ y de otra tercera persona a la que no puede identificar. Por eso, al carecer de datos objetivos, absuelve de todo cargo a los otros tres acusados, Samuel Benítez, Javier Delgado y la novia de éste, María García. El fallo impone además a Carcaño una indemnización para la familia de Marta de 340.000 euros y el alejamiento de la familia durante 30 años. No tiene en cuenta, sin embargo, la petición de la fiscalía de que los acusados repusieran al Estado el gasto de más de 600.000 euros derivados de las intensivas búsquedas del cadáver de la adolescente, al entender que son gastos inherentes a la obligación de la Policía de investigar el caso.

El papel ciudadano. En un extenso fallo de 141 folios, explicaba los esfuerzos que han tenido que realizar para mantener en la neutralidad un caso muy mediatizado y con un gran calado en la opinión pública azuzado por la aparición de algunos menores en la televisión para contar los datos más escabrosos. Y es que la ciudadanía se volcó desde el primer momento con la desaparición de la joven al grito de «Todos somos Marta», siguió con indignación los giros de la investigación tras cada nueva versión de los imputados y las consiguientes búsquedas en el río, el vertedero y un solar.

El relato de hechos que realiza la sala apunta a que tras encontrarse con unos amigos, Miguel y Marta se desplazaron a la casa de León XIII, donde mantuvieron una fuerte discusión sobre la relación sentimental que arrastraban. La pelea acaba cuando el chico, de forma sorpresiva, golpea a la adolescente en la sien con un cenicero Marta cae fulminada al suelo. A los pocos minutos llega Javier García El Cuco, el menor amigo de ambos y ya condenado por encubrimiento en relación a este caso. Miguel y El Cuco, con ayuda de una tercera persona, sacan el cuerpo de la casa en una silla de ruedas y se deshacen de él en un «lugar que se desconoce». Y todo esto ocurre entre las 20.40 y las 22.15 horas.

La Audiencia cierra el caso Marta con 20 años de cárcel para Miguel Carcaño