martes. 31.01.2023
La dirección penitenciaria afirma que las diligencias son una violación de las leyes del país

Las autoridades de México impiden a Garzón interrogar a seis terroristas

Debe esperar a que se conceda la extradición para que sean inculpados y juzgados en España
Las autoridades penitenciarias mexicanas impidieron al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acceder al Reclusorio Norte de la capital mexicana para interrogar a seis presuntos colaboradores de la banda terrorista ETA, que se encuentran detenidos desde el pasado mes de julio. La Dirección General de Prevención y de Readaptación Social del Distrito Federal giró un oficio en el que se prohíbe al juez Garzón llevar a cabo este tipo de diligencias en México, asegurando que «constituiría una flagrante violación de las leyes» de ese país, según informó el diario local Reforma . En este sentido, precisó que «se debe esperar a que el juez de distrito a cargo del caso conceda la extradición y ésta sea avalada por la Secretaría (Ministerio) de Asuntos Exteriores, y ya en España los inculpados sean enjuiciados». Los seis presuntos etarras son Jon Artola Díaz, Axun Gorrotxategi Vasquez, Felix García Rivera, Asier Arronategi, Ernesto Alberdi Elejalde y José María Urquijo Borde. Su detención supuso un golpe importante a la estructura financiera y logística de ETA en México. Asesinato de Jáuregui Por otra parte, el fiscal destacó ayer ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga el asesinato de Juan María Jáuregui, el ex gobernador civil de Guipúzcoa, que durante el juicio se han conocido pruebas de sobra para condenar a los tres presuntos autores del crimen a 114 años de cárcel. El defensor de los etarras Javier Makazaga, Ibón Etxezarreta y Luis María Carrasco, que se negaron a declarar ante el tribunal por considerar el proceso es «una farsa», renunció a presentar informe en la última sesión del juicio, que deja el caso visto para sentencia, y se limitó a solicitar su libre absolución. El acusador público señaló que la principal prueba de cargo es la declaración que Ibón Etxezarreta prestó el 22 de agosto de 2001 ante el juez Baltasar Garzón, nada más ser detenido, y en la que explicó «de forma espontánea y con todo lujo de detalles» cómo el 'comando Buruntza' preparó y ejecutó el asesinato de Jáuregui y toda una larga serie de atentados posteriores. En esta declaración ante el instructor, que cuenta con 69 folios, Etxezarreta describe la creación del comando, la recepción de la orden de la cúpula etarra para asesinar a Jáuregui y un primer intento fallido y chapucero para cometer el crimen el día de Santiago. Narra también que el 29 de julio de 2000 los tres se desplazaron a un bar de Tolosa, donde el ex gobernador desayunaba junto a un periodista de ETB, y que, mientras él esperaba en el coche, Makazaga se acercó a Jáuregui por la espalda y le disparó, a bocajarro, dos tiros en la nuca que terminaron al instante con su vida.

Las autoridades de México impiden a Garzón interrogar a seis terroristas
Comentarios