viernes. 27.01.2023

Los tres migrantes nigerianos han solicitado asilo en España. Así lo informó ayer la Delegación del Gobierno, que precisó que los jóvenes, de entre 23 y 27 años, fueron informados de la posibilidad de acogerse a este derecho por personas ajenas a este organismo público y a la Policía Nacional.

Uno de los subsaharianos, que continuaba ingresado en el hospital Doctor Negrín, fue asesorado por la diócesis de Canarias mientras que los otros dos, que estaban en el petrolero a la espera de ser devueltos a su país, recibieron orientación por parte del seguro del armador, según indicaron fuentes próximas.

Hasta que las autoridades determinen si se les puede otorgar el asilo, el armador del buque Alithini II deberá hacerse cargo de la custodia, así como del alojamiento y manutención.

En el interior del Alithini II, que ayer puso rumbo puso rumbo hacia su destino final en la ciudad portuaria de Rotterdam, en Países Bajos, pasaron la noche dos de los nigerianos. Sin embargo, debido a su delicada situación de salud, un equipo de sanitarios tuvo que subir al barco para prestarles asistencia tras pasar las últimas horas con vómitos y malestar.

Fuentes próximas al armador en declaraciones recogidas por ‘La Vanguardia’, no descartan que ambos deban ser hospitalizados nuevamente por las secuelas de la dura travesía. No en vano, pasaron más de cinco días sin agua ni comida al agotárseles los suministros que llevaban. El tercer joven del grupo sigue entretanto recuperándose en un hospital de un cuadro de deshidratación severo.

El Alithini II, un barco de 183 metros de eslora construido en 2008, propiedad de Gardenia Shiptrade SA pero administrado por Astra Ship Management, con sede en Atenas, partió el pasado 17 de noviembre de Lagos, la capital de nigeriana, y fondeó la tarde del lunes cerca del puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Fue entonces cuando los tres migrantes fueron avistados por guardacostas, sentados sobre la pala del timón, con sus pies apenas separados medio metro del agua. Un lugar peligrosísimo en el que se han jugado la vida durante los once días de travesía.

Una ayuda que llega a tiempo: información para que puedan pedir asilo en España
Comentarios