miércoles. 05.10.2022

Javier Arias Lomo | MADRID

Isabel Díaz Ayuso no baja el diapasón y ayer volvió a la carga contra el Gobierno por las medidas de ahorro energético que recoge el decreto aprobado hace ya más de dos semanas y el cual la presidenta madrileña tildó de «autoritario, arbitrario y chapucero». Una opinión que aseguró compartía al milímetro el líder del PP, Alberto Núñez-Feijóo.

La mandataria regional criticó la actitud «insensata» del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a la hora de imponer una norma que, recordó, atenta directamente contra la libertad de horarios comerciales de la Comunidad, y que afecta especialmente al turismo y al comercio. «Madrid no se va a apagar por decreto, se va a apagar porque Sánchez así lo impone, de manera autoritaria y sin consenso», apuntó en su primer acto a la vuelta de vacaciones. Según Ayuso, «tomar decisiones en mitad de la campaña turística de verano por decreto que afectan a tantos locales privados» supone una «insensatez».

«Siempre se les está cambiando las reglas del juego a los mismos», apuntó tras subrayar que «en un país serio las disensiones entre administraciones se resuelven en los tribunales».

Ayuso dejó claro que, aunque esperan que el Tribunal Constitucional les de la razón cuando presenten su recurso y la norma constituya, a su juicio, «un disparate», su Ejecutivo «cumple la ley» siempre. Aludió también al agravio comparativo que, en su opinión, realiza el Ejecutivo entre unas comunidades y otras y, aunque no mencionó de forma expresa a Cataluña, reprochó al presidente del Gobierno no confrontar con quienes «ni siquiera respetan la ley de leyes, la Constitución».

Para la dirigente madrileña la legislatura ya está agotada por más que Sánchez se aferre al sillón frente a un Feijóo bendecido por las encuestas. «Su tiempo está agotado y a España -auguró- le va a ir cada vez peor con él».

Ayuso carga contra la «censura energética» de Sánchez y tilda el decreto de «autoritario»