sábado 23/10/21

Ayuso da el paso para ser la baronesa del PP y presidir el partido en Madrid

La presidenta autonómica será candidata a liderar la formación en el congreso regional
Isabel Díaz Ayuso, ayer, tras la reunión del Consejo de Gobierno de Madrid. DAVID FERNÁNDEZ

Hasta el momento, ella no ha dicho nada. Pero fuentes de toda la confianza de Isabel Díaz Ayuso han anunciado que la presidenta de la Comunidad de Madrid será candidata en el próximo congreso regional para dirigir el PP. La dirección nacional del partido optó por no hacer comentarios.

Ayuso quiere ser la baronesa del PP. Es la presidenta de la Comunidad de Madrid, pero a diferencia de sus pares autonómicos no es la líder del partido en su ámbito territorial. Ser la presidenta del PP de Madrid no es un asunto menor porque es la mayor organización regional del partido, la que aporta más delegados a los congresos nacionales y juega un papel determinante en la elección del líder nacional en las primarias internas.

La presidenta madrileña hasta ahora se había dejado querer y se negaba a hacer públicos sus planes. No es que ahora lo haya hecho, pero todo apunta a que será la candidata, y quizás la única candidata. «El congreso del PP de Madrid es un tema que me importa muchísimo», afirmó ayer. Tampoco desveló si ha comunicado sus intenciones a Pablo Casado, con el que le une una vieja amistad. Se limitó a decir que «el presidente del PP y yo hablamos a diario y de todo». Desde el entorno de la presidente aseguran que no habría dado ese paso sin haberlo consultado con el líder de la oposición y haber recibido su visto bueno. Casado, de todos modos, guardó silencio.

Tras las elecciones autonómicas del 4 de mayo había pocas dudas de que Ayuso tomaría las riendas del partido en Madrid. Pero desde la dirección nacional no mostraron ningún entusiasmo por la idea. Por una parte, se ponían reparos por el temor a que desde ese plataforma política buscara el liderazgo nacional con su jefe de gabinete, Miguel Angel Rodríguez, en la sala de máquinas. Ambición que Ayuso ha negado con rotundidad.

Y por otra, en la sede de la calle Génova muchos están más tranquilos con el modelo de bicefalia del partido en Madrid. Tras la dimisión de todos sus cargos de Cristina Cifuentes en 2018 por el ‘caso master’, la presidencia provisional recayó en el veterano y poco conflictivo Pío García-Escudero. En la memoria de los populares todavía está fresco el recuerdo del PP de Madrid bajo la batuta de Esperanza Aguirre que se convirtió en un contrapoder de Mariano Rajoy, al que amagó con disputarle el liderato en un tenso congreso nacional en Valencia en 2008.

Una Esperanza Aguirre que, retirada, conserva influencia en el partido madrileño y que se ha convertido en una de las grandes valedoras de Ayuso. Hace solo tres meses arremetió contra la resistencia de la dirección nacional a promocionar a la presidenta autonómica. «Al presidente del PP de Madrid lo vamos a elegir los afiliados, diga lo que diga Teodoro», advirtió con un claro aviso al secretario general de los populares, considerado uno de los más refractarios a unificar el poder territorial y el orgánico en Madrid.

Pero además de la lectura nacional están las ambiciones domésticos. El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez Almeida, el segundo peso pesado en Madrid, también se ha dejado querer y ha señalado en alguna ocasión que presidir el partido en la comunidad requiere «dedicación completa». Hoy se negó a valorar la candidatura de Ayuso. «No toca», apuntó.

Ayuso da el paso para ser la baronesa del PP y presidir el partido en Madrid
Comentarios