sábado 23/10/21

Aznar dice que nunca recibió sobresueldos y Rajoy, que no trituró «lo que no tenía»

Los expresidentes populares aseguran que nunca existió una caja B en el PP: «Sólo ha habido la caja de Bárcenas»
Imágenes de José María Aznar durante su declaración. EFE

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha señalado este miércoles en su declaración como testigo en el juicio que celebra la Audiencia Nacional por el presunto pago de la reforma de la sede nacional del PP con dinero de la caja ‘b’, que no ha recibido «nunca» ningún complemento a su sueldo, y que siempre ha cobrado todo por medio de transferencias bancarias declarando por ello ante la Hacienda pública. «Jamás he recibido ningún sobresueldo», ha señalado de forma taxativa. «No he conocido ninguna contabilidad b o paralela en el Partido Popular, solo la oficial que se remitía puntualmente al Tribunal de Cuentas», ha explicado a preguntas de la acusación popular en la que es su primera declaración en sede judicial por la caja ‘b’ del partido.

También ha negado que recibiera ningún sobresueldo siendo ya presidente del Gobierno, ante lo que el abogado de la acusación le ha recordado que en la comisión de investigación en el Congreso de los Diputados por la financiación ilegal del PP sí que reconoció percepciones por asuntos anteriores a su mandato como jefe del Gobierno.

Aznar, entonces, ha matizado que si bien no recibió sobresueldos, sí le pagaron desde el PP «la liquidación que correspondía» por el trabajo realizado en el partido. «Cualquier persona con un mínimo interés en temas fiscales lo sabe», ha respondido al letrado, recordando además que incluso declaró voluntariamente hasta la utilización del Palacio de la Moncloa como retribución en especie.

«No di autorización»

Preguntado sobre la declaración de este martes del ex diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo quien dijo que Aznar era conocedor de varios de los pagos que aparecen en los denominados ‘papeles de Bárcenas’ y que recibió desde 1991 el que fuera secretario general del PP navarro, Calixto Ayesa, como «compensación» por un crédito que pidió para la campaña de UDC en 1982, el expresidente ha recalcado que no ha dado autorización a nadie «para compensar económicamente a nadie». «Otra cosa es que Jaime Ignacio del Burgo, que es inteligente y capaz (...), puede tener memoria de una reunión de la que yo no tengo. Pero en cualquier caso no tenía competencia para autorizar» compensación a nadie, ha incidido.

Por su parte, el también expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha asegurado que «no ha habido ‘caja b’ del PP», enfatizando que en sus 40 años de militancia en el partido nunca escuchó hablar de esa supuesta contabilidad paralela, al tiempo que ha deslizado la posible responsabilidad hacia el ex tesorero al indicar que en todo caso «habrá unos papeles de Bárcenas». «No ha habido una ‘caja b’ del Partido Popular y, por supuesto, nunca he triturado lo que nunca tuve en mis manos», ha dicho en su declaración como testigo, en alusión a una escena descrita por Bárcenas, según el cual entregó a Rajoy esa presunta contabilidad paralela, él le abroncó por llevarla y acto seguido la destruyó en una trituradora de papel.

Su primera vez

«En mis 40 años de militante del Partido Popular no he escuchado a ningún dirigente, militante ni empleado hablar de la famosa ‘caja b’», ha insistido para añadir: «La primera vez en mi vida que vi los ‘papeles de Bárcenas’ fue publicados en un diario nacional el 31 de enero de 2013, por tanto, es metafísicamente imposible que yo haya podido destruir los papeles». Además, Rajoy ha aprovechado para cargar contra el ex tesorero, recordando que durante sus declaraciones en fase de instrucción dijo que no le entregó los papeles sino solo una fotocopia del último folio. «Por tanto, el señor Bárcenas ni siquiera es capaz de estar de acuerdo consigo mismo, y un día nos dice una cosa y al día siguiente nos dice la contraria». En todo caso, ha remachado, «habrá unos papeles de Bárcenas (...) que él tendrá que explicar».

Aznar dice que nunca recibió sobresueldos y Rajoy, que no trituró «lo que no tenía»