viernes 21/1/22

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha reclamado este jueves al líder del PP, Pablo Casado, poner la «casa en orden» si llega al Palacio de la Moncloa con una «ambiciosa» agenda reformista, al tiempo que le ha pedido dar la batalla de las ideas con la defensa de los valores del partido «sin avergonzarse». A su entender, eso es ejercer el liderazgo. «No hay nada peor que un político marioneta de las tiranías culturales hoy al servicio de las redes sociales», ha manifestado Aznar, para aconsejar a Casado que defienda los valores en los que cree porque «no hay victorias sin claridad moral como decía De Gaulle».

Aznar, que ha participado en la cuarta jornada de la Convención Nacional del PP que se celebra en Sevilla, ha lanzado este consejo a Casado en un momento en el que dentro del partido hay debate interno vuelve a aflorar el debate interno sobre cómo afrontar la relación con Vox y el tono a emplear.

«EN ESPAÑA FALLA LA POLITICA»

En una mesa bajo el título ‘La fortaleza de las instituciones’, Aznar se ha referido a la situación que se vive en Cataluña y ha defendido la unidad nacional. Según ha dicho, que un país tenga «problemas de su propia existencia, es el mayor problema» que se puede tener. «Voy a decir muy clara mi opinión. España es una nación, no siete, ni cuatro ni tres ni 17 ni 21. Una, una nación plural pero una. Una nación constitutivamente plural, pero una. Ni es un Estado plurinacional ni es un Estado multinivel ni, con perdón, la madre que los parió», ha proclamado, cosechando un fuerte aplauso.

Tras insistir en que España es una «nación plural», Aznar ha señalado que la política es «esencial» y ha añadido que en España «falla la política», ya que, no es lo mismo defender España que hacer socios del Gobierno a los que quieren «desgarrar España» y «no condenan el terrorismo». «Los que acaban de dar un golpe de Estado son socios del Gobierno. ¿Entonces qué autoridad se tiene sobre el resto de la nación?», se ha preguntado.

Aznar ha afirmado que en España hay «una lengua común», el castellano, como dice la Constitución, y luego hay lenguas cooficiales en sus comunidades. «Por tanto, en las institucionales nacionales de Madrid se habla en castellano, que es el idioma en el que todo el mundo se entiende», ha proclamado, para criticas el debate sobre las inmersiones lingüísticas que se están viviendo en la actualidad.

El exjefe del Ejecutivo ha indicado que en Cataluña «el Gobierno de España está preocupado en cómo pacta con los golpistas en lugar de estar preocupado de cómo ampara, cobija y defiende a los catalanes que sí defienden la Constitución».

Aznar pide a Casado que dé la batalla de las ideas