jueves 26/5/22
                      Los bomberos trabajan en el bar en el que se produjo la explosión en el Eixample. ALEJANDRO GARCÍA
Los bomberos trabajan en el bar en el que se produjo la explosión en el Eixample. ALEJANDRO GARCÍA

El bar de Barcelona en el que ayer de madrugada se originó un aparatoso incendio, que afectó a ocho edificios y causó cuatro heridos, iba a ser precintado por denuncias vecinales. La mujer que lo regenta, que resultó herida de gravedad en el siniestro, se encuentra bajo custodia policial.

El incendio en un local situado en el número 73 de la calle Valencia se produjo tras una fuerte explosión. Decenas de vecinos tuvieron que ser desalojados de sus viviendas en medio de escenas de fuerte tensión.

Por causas que se están investigando, la explosión provocó que salieran al exterior del bar bolas de fuego, lo que hizo que se propagara el incendio a otros siete inmuebles.

El teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, explicó que el bar en el que se originó el incendio había recibido varias denuncias telefónicas por parte de los vecinos debido a las «molestias» que ocasionaba.

Aunque no constan denuncias escritas, precisó Batlle, las quejas telefónicas derivaron en una inspección de los servicios del distrito del Eixample, que acordaron, tras el registro, un precinto preventivo del establecimiento, que es un local alquilado.

Este precinto iba a ejecutarse el viernes, pero no pudo materializarse puesto que el bar se hallaba cerrado y no mostraba signos de actividad, tampoco durante los últimos días.

El teniente de alcalde informó de que la mujer herida de gravedad por quemaduras y que se encuentra ingresada en el hospital Vall d’Hebron es la persona que regenta el bar y está bajo custodia policial de los Mossos d’Esquadra hasta que pueda prestar declaración, para así poder esclarecer los hechos.

La mujer fue encontrada en el exterior del bar por los primeros efectivos de los Bomberos de Barcelona desplazados al lugar del siniestro.

La Policía Científica de los Mossos se ha hecho cargo de la investigación para determinar las causas del incendio, y de momento todas las hipótesis están abiertas.

Uno de los edificios desalojados por los daños causados, donde residen 16 vecinos, tiene una pared de carga dañada. Además hay otras dos viviendas que también siguen desalojadas, lo que afecta a otros seis vecinos.

Las personas que no han podido volver todavía a sus casas están siendo atendidas por los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona y serán realojadas hasta que puedan regresar a sus viviendas.

El bar en el que se produjo la explosión iba a ser precintado por quejas vecinales
Comentarios