sábado 28/5/22

La Comisión Europea recordó ayer que no es su «función ni competencia» investigar los supuestos casos de espionaje a los independentistas catalanes que se habrían realizado con el programa Pegasus, ha dejado claro que es competencia de los Estados miembros este tipo de investigación y ha emplazado a España a examinar las denuncias de los líderes independentistas.

Después de que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, reclamara que el Ejecutivo europeo aumente «la presión sobre el Gobierno español si Madrid se niega a llevar a cabo una investigación», un portavoz comunitario, preguntado por Europa Press, ha asegurado que Bruselas espera que las autoridades nacionales «examinen a fondo» las denuncias y restablezca la confianza de los ciudadanos. «Cualquier intento por parte de los servicios de seguridad nacional de acceder ilegalmente a los datos de ciudadanos, incluidos los opositores políticos, si se confirma, es inaceptable», ha señalado.

En todo caso, el portavoz ha subrayado que «no es función ni competencia» de la Comisión Europea investigar los casos por sí misma y ha recordado que esta es una tarea de las autoridades nacionales, dado que salvaguardar la seguridad nacional «sigue siendo responsabilidad exclusiva de cada Estado miembro».

A la hora de definir qué asuntos entran dentro del concepto de seguridad nacional, los países del bloque deben respetar la legislación europea y están sujetos al convenio europeo de Derechos Humanos, ha apuntado el portavoz, quien ha enfatizado que son los propios Estados miembros los que «supervisan y controlan» sus servicios de seguridad para garantizar que respetan plenamente los derechos fundamentales.

Tras destaparse el supuesto espionaje a más de 60 dirigentes independentistas, entre ellos el propio Aragonés, el presidente de la Generalitat ha pedido reforzar la normativa europea «para evitar el abuso de estas herramientas por parte de los Estados miembro».

Bruselas advierte a Aragonés que no puede investigar el espionaje
Comentarios