miércoles. 17.08.2022

Fin de casi un año de fuga. Un guardia civil fuera de servicio, con la ayuda de dos vecinos del municipio coruñés de Valdoviño, detuvo ayer madrugada a Alfredo Sánchez Chacón, el Rambo Gallego, uno de los delincuentes más buscados por las fuerzas de seguridad del Estado y que se encontraba en paradero desconocido desde que marzo del pasado año no regresara a la prisión lucense de Monterroso tras un permiso penitenciario de tres días. Su salida definitiva de prisión no estaba prevista hasta 2025.

Sánchez Chacón, un exmilitar de 63 años, asesino convicto y experto en supervivencia, habría vivido escondido todo este tiempo en la comarca de Eume gracias a pequeños robos a los vecinos y la caza de pequeños animales, escondido en los montes de Ferrol.

Cae el Rambo Gallego tras once meses de fuga por los bosques