jueves. 01.12.2022

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, tomó ayer las riendas de la negociación de las medidas que el Gobierno quiere poner en marcha para amortiguar los efectos de la crisis derivada de la invasión rusa de Ucrania. Y lo hizo reuniéndose con los representantes de las comunidades autónomas y ayuntamientos, así como con los agentes sociales (empresarios y sindicatos) en una maratoriana jornada de la que pocas conclusiones certeras pudieron extraerse: habrá medidas, sí. Pero serán aprobadas el 29 de marzo en Consejo de Ministros.

A pesar de que está calando entre la población la tardanza del Ejecutivo en actuar, Calviño recalcó que aunque en otros países se han anunciado iniciativas, «en la mayoría de los casos entrarán en vigor el 1 de abril». Por tanto, España «estaría alineado con otros países, por ejemplo con Francia». Esa fue la consigna lanzada por la vicepresidenta económica a lo largo del día de este lunes cada vez que le recordaban la premura con la que otros Estados se han adelantado a actuar para combatir el alza de los combustibles: Francia ha autorizado que los agricultores, ganadores, transportistas y resto de autónomos del país galo podrán ahorrarse 15 céntimos por cada litro de combustible; Italia reducirá en 25 céntimos de euro los impuestos especiales en el precio del litro de gasolina y del gasóleo; y en Portugal, se ha puesto en marcha un programa de bonos que este mes reembolsará a los consumidores hasta un máximo de 20 euros en su consumo en carburantes y al que se han inscrito más de dos millones de personas.

En la Conferencia Sectorial, a la que acudieron las comunidades autónomas, el Gobierno les mostró también sus planteamientos para reducir el precio de la electricidad y el combustible y recabó sus opiniones.

Calviño aboga por ayudas frente a rebajas impositivas en el plan anticrisis
Comentarios