viernes 23/10/20

Calvo abre trincheras en el Senado y tilda a los populares de «tardofranquistas»

Podemos plantea que el Congreso exprese su reconocimiento a todas las personas que lucharon por las libertades
La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ayer en el Senado. CHEMA MOYA

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha acusado este martes al PP de querer «aprovechar» la pandemia del coronavirus para «debilitar» la calidad de la democracia española, a través de sus propuestas de reforma de la ley sanitaria para hacer frente a los rebrotes. Además, ha aprovechado para pedir a los ‘populares’ que dejen de ser un partido tardofranquista, y lo demuestren apoyando la ley de memoria democrática.

Así lo ha asegurado Calvo durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, después de que la senadora del PP, Salomé Pradas, denunciara que el Ejecutivo se está «lavando las manos» y delegando en las Comunidades su responsabilidad ante la pandemia, porque está más preocupado por el pasado que por atender en el presente a los españoles afectados por la crisis sanitaria y económica. «De la memoria democrática habrá mucho tiempo. A lo mejor es su última oportunidad para dejar de ser tardofranquistas de una vez por todas en la historia de la democracia española. A lo mejor es la última oportunidad», ha avisado Calvo, antes de entrar en la «materia» de la cuestión que le ha planteado la senadora, sobre las reformas legales que demanda el PP para que los territorios hagan frente a los rebrotes bierno para «afrontar los retos del futuro», pero que es el Ejecutivo el que ya «ha elegido a quién quiere a su lado».

«Las vergonzosas palabras de Pedro Sánchez lamentado la muerte de un etarra que dio su apoyo al comando que ejecutó a nuestro compañero Miguel Angel Blanco nos hace pensar que ustedes ya tienen elegidos a sus compañeros de viaje», ha enfatizado.

Unidas Podemos

Por su parte, Unidas Podemos lleva hoy a debate en el Congreso una proposición no de ley con la que persigue que la Comisión Constitucional manifieste «su repulsa al intento de modificación y manipulación de la memoria a las víctimas de la represión franquista», que atribuye a determinados sectores, entre los que incluye a Vox.

En la exposición de motivos de su iniciativa el grupo confederal cita expresamente las declaraciones realizadas por el secretario general del Vox, Javier Ortega Smith, acusando a las ‘Trece rosas’ de «torturar, violar y asesinar vilmente» y de cometer «crímenes brutales en las checas», unas palabras en las que la Fiscalía vio indicios de delito de odio.

En concreto, Unidas Podemos plantea que el Congreso exprese «su reconocimiento a todas las personas que lucharon por las libertades y la democracia en nuestro país», manifieste «su repulsa al intento de modificación y manipulación de la memoria a las víctimas de la represión franquista», así como la «la importancia de una nueva ley que ampare a las víctimas de la represión».

Precisamente, la iniciativa se va a debatir una semana después de que el Gobierno del que forma parte Unidas Podemos aprobase el anteproyecto de la nueva Ley de Memoria Democrática que amplía la Ley de Memoria Histórica vigente desde 2007.

Homenajes públicos

En su iniciativa, el grupo confederal recoge algunas de las medidas incluidas en ese anteproyecto como el impulso de homenajes públicos de reconocimiento a quienes lucharon por las libertades y la democracia.

Así, plantean que la Secretaría de Estado de Memoria Democrática asuma a la mayor brevedad el compromiso de erigir un memorial en reconocimiento de las personas fusiladas por la dictadura franquista en el madrileño Cementerio del Este en terrenos de la Administración General del Estado.

En las tapias de ese cementerio (actual Cementerio de la Almudena) fueron fusiladas entre 1939 y 1944 unas 3.000 personas, entre ellas las ‘Trece Rosas’. Según denuncia Unidas Podemos, el alcalde de Madrid, el ‘popular’ José Luis Martínez Almeida, ha paralizado el memorial que había acordado construir el equipo de su predecesora Manuela Carmena.

Calvo abre trincheras en el Senado y tilda a los populares de «tardofranquistas»
Comentarios