domingo. 26.06.2022

La Policía Nacional detuvo en Valladolid por un delito de amenazas graves a un hombre de 53 años, camionero de profesión, acusado de encañonar a otra persona, un repartidor, con un revólver de aire comprimido por no permitirle maniobrar con su vehículo.

Al llegar al lugar del suceso, un hombre de 22 años narró a los agentes que se encontraba en su vehículo haciendo cola para acceder a una empresa debido a que es repartidor de paquetería. Fue entonces cuando el conductor de un camión al llegar allí se bajó y comenzó a gritar al resto de los vehículos para que se apartasen porque tenía que maniobrar para estacionar en una nave. Al recriminarle su actitud, se dirigió a su vehículo y, tras rebuscar en su interior, regresó empuñando una supuesta arma de fuego.

Seguidamente, según el chico, el camionero le cogió con una mano fuertemente del cuello y con la otra le encañonó con un revólver en la frente gritándole que si quería ver cómo le pegaba un tiro.

El resto de las personas que allí se encontraban intentaron calmarle provocando que el encartado retirase el arma de la cabeza pero se subió a su camión y accedió a la nave cerrando las instalaciones.

El intimidador huyó del lugar apresuradamente en una furgoneta y varias personas intentaron evitar que se marchase colocándose delante del camión pero tuvieron que apartarse porque arrancó y no frenó en ningún momento.

Los investigadores especializados realizaron las pesquisas policiales que permitieron localizar, identificar y detener al presunto autor en una nave del polígono de San Cristóbal. Al preguntarle por el arma empleada, entregó voluntariamente un revólver de aire comprimido del calibre 4,5 mm en su caja junto a 250 perdigones y el tambor se encontraba vacío. No tiene permiso de armas, que necesita para ese revólver.

Un camionero encañona a un repartidor porque no podía maniobrar
Comentarios