viernes 03.07.2020

Un cargo de menor rango por la cascada de ‘no’ en la Guardia Civil

El coronel Diego Pérez de los Cobos renuncia, al menos por el momento, a seguir en la vanguardia más visible del instituto armado. Tras su cese como jefe de la Comandancia de Madrid el pasado 24 de mayo por negarse a informar al Ministerio del Interior sobre la investigación del 8-M.

De los Cobos ha sido destinado, a petición propia, en comisión de servicio, a la Intervención Central de Armas y Explosivos. Se trata, según confirman todas las fuentes consultadas, de un puesto básicamente administrativo y de «puro papeleo» sobre el control de las licencias de los cazadores, vigilantes de seguridad y empresas mineras. Un trabajo muy alejando de la primera línea que hasta ahora había ocupado no solo como máximo responsable de la Comandancia de Madrid, sino también como coordinador de Interior contra el referéndum ilegal del 1-O o antes como director del Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Pero su paso por la Intervención de Armas podría ser breve. Según han informado fuentes cercanas al propio coronel, Pérez de los Cobos no tira la toalla y no piensa en el retiro. Es más, está estudiando estos días recurrir por vía contecioso-administrativa su destitución, al entender que, a pesar de que el puesto de jefe de la Comandancia de Madrid es de libre designación, fue apartado del mismo por motivos ilegales, como sería la petición de información sobre la investigación de los efectos de la manifestación feminista y otros eventos el 8 de marzo en la expansión del coronavirus, unas pesquisas que ya estaban judicializadas. El coronel, como primer paso para esa posible demanda, ha reclamado a Interior el expediente completo sobre su cese.

La Asociación de Consumidores y Usuarios, por su parte, ya ha presentado ante los juzgados de guardia de Madrid una denuncia por prevaricación contra la directora del instituto armado, María Gámez, que fue quien firmó la destitución de Pérez de los Cobos.

En el puesto que hasta ahora ocupaba Pérez de los Cobos, el Ministerio del Interior ha colocado al teniente coronel David Blanes González. El nuevo jefe de la Comandancia de Madrid, un mando de perfil bastante desconocido, era hasta ahora el máximo responsable de la Unidad Fiscal y Aeroportuaria de la comunidad.

SALIR DEL PASO

Blanes no era, ni mucho menos, la primera opción de Fernando Grande-Marlaska, quien ha visto como varios coroneles, el mismo rango que tiene De los Cobos, han rechazo ese puesto que, en otra situación, estaría entre los más deseados del cuerpo. Así las cosas, Interior ha tenido que recurrir a un teniente coronel, rango inmediatamente inferior al de coronel, para cubrir un puesto clave en la institución como es el máximo responsable de la Guardia Civil en la Comunidad de Madrid.

Según explican responsables del cuerpo, no es en absoluto habitual que una comandancia de la relevancia que tiene Madrid esté liderada por un teniente coronel.

Blanes obtuvo el empleo de teniente en 1991. Su primer destino como teniente fue en la Comandancia de Alava, concretamente en Laguardia y Labastida; más tarde fue destinado a la Unidad de Seguridad de la Casa del Rey. Asimismo, ha ocupado destinos en la Academia de Oficiales, la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas en Madrid y el Gabinete Técnico de la Dirección General de la Guardia Civil.

Un cargo de menor rango por la cascada de ‘no’ en la Guardia Civil