miércoles. 01.02.2023
Los expertos creen que el vertido se deshará en el mar por efecto de las olas y el viento

Un carguero portugués se hunde en Bilbao con 45 toneladas de gasoil

Fomento descarta, por el momento, el riesgo de contaminación por el combustible
Las autoridades vascas descartaron este domingo por el momento cualquier riesgo de contaminación por el vertido de gasoil del carguero portugués Diana I , hundido el sábado en aguas del puerto de Bilbao. Según los expertos, el combustible se disolverá gracias a las ventajas que en este sentido presenta el lugar en el que quedó el pecio del barco -una zona rocosa junto al dique conocido como Punta Lucero-, así como por el batir de las olas provocadas por el pésimo estado de la mar a lo largo de las horas siguientes al naufragio. No obstante, buzos especialistas intentarán analizar in situ el estado de las bodegas del barco para comprobar su estado. Según Lourdes Oña, responsable del servicio regional de Salvamento Marítimo, las 45 toneladas de gasoil que el buque portaba en su interior no crearán una «contaminación seria». El barco, según aclaró, está partido en tres trozos, de los que sólo se advierte parte del castillo de proa. «Lo más probable es que el gasoil que lleva en su interior se deshaga en el mar por el efecto de las olas y el viento y no suponga una contaminación de importancia», aseguró. Fuentes del Ministerio de Fomento, varios de cuyos técnicos se desplazaron este domingo hasta el lugar para comprobar el posible vertido, explicaron también que dado que el barco sólo transportaba gasóleo ligero para su automoción, estiman que «no se producirá una contaminación relevante». Oña apuntó también que este lunes, cuando se espera que amaine el temporal que azota la costa cantábrica, un equipo de buzos intentará sumergirse en la zona del naufragio para analizar el estado del casco del carguero, que amenaza aún con impactar contra las rocas. El barco, propiedad de la naviera Sicar y de 80 metros de eslora, llevaba varios días fondeado en la zona a la espera de cargar fertilizantes en la factoría de Senifatro en Baracaldo.

Un carguero portugués se hunde en Bilbao con 45 toneladas de gasoil
Comentarios