martes 17/5/22

El líder del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han charlado sonrientes y de forma relajada en el acto institucional celebrado en el Congreso con motivo del 43 aniversario de la Constitución. Sin embargo, desde ‘Génova’ y la Puerta del Sol se mantienen en sus respectivas posiciones y no hay ningún avance para desencallar el pulso interno por el control del PP de Madrid. Apenas cinco días después de reencontrarse en la presentación del libro de Mariano Rajoy en Madrid, Casado y Ayuso han coincidido de nuevo este lunes en el acto central de la Constitución del Congreso, que ha reunido a diferentes autoridades del Estado en la Puerta de los Leones. Nada más verse, antes de que diera comienzo el discurso de la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ambos se han saludado con un beso y un afectuoso abrazo, que han podido captar las televisiones y medios gráficos.

Al término del acto Casado y Ayuso, que han estado sentado juntos aunque guardando la distancia impuesta por el Covid, han vuelto a charlar brevemente --ya sin medios que captaran esa foto-- y a esos corrillos se han ido sumado en diferentes momentos otros presidentes autonómicos, como el gallego Alberto Núñez-Feijóo, el murciano Fernando López Miras, o el castellanoleonés Alfonso Fernández-Mañueco.

Pese a esa imagen de normalidad que ambas partes han trasladado en la efeméride de la Carta Magna, no hay avances en las posiciones. La presidenta madrileña, que ha defendido en las últimas semanas adelantar el congreso del PP madrileño, ha vuelto a decir este lunes que es «bueno» pasar «pronto página» de este episodio interno. Sin embargo, desde la dirección nacional del PP han recalcado que los plazos hay que cumplirlos y son los marcados por la Junta Directiva Nacional del PP, que sitúa ese cónclave en el segundo trimestre de 2022. «Todos entienden que hay que respetar lo decidido por la Junta Directiva Nacional», ha asegurado el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, que ha señalado que todos deben «remar juntos en la misma dirección» y «trabajar para echar a Sánchez de La Moncloa».

Sin embargo, ante la posibilidad de que un adelanto electoral en Andalucía o Castilla y León pueda retrasar más en el tiempo la fecha del congreso del PP de Madrid, Ayuso ha dejado claro que «no tendría una cosa que ver con otra» porque «se circunscriben a diferentes autonomías y a órganos distintos». «Creo que cada uno llevará su propio calendario», ha subrayado.

Desde la Puerta del Sol hacen hincapié en ese mensaje porque si se retrasase un congreso de partido cada vez que hay elecciones, estarían siempre en interinidad. Además, subrayan que el congreso del PP de Madrid debió celebrarse en marzo como muy tarde porque los Estatutos los fijan cada cuatro años y fue en febrero de 2017 cuando Cristina Cifuentes ganó el último, añaden las fuentes consultadas.

En medio del pulso interno por el PP de Madrid, Ayuso ha sido protagonista de los últimos cónclaves que se han celebrado en Castilla-La Mancha y Andalucía. Sin embargo, no tiene previsto asistir al de Aragón, que se celebra el 18 y 19 de diciembre, y que en esta ocasión no acogerá una mesa de presidentes autonómicos como los anteriores.

La presidenta madrileña sí que tiene previsto acudir a la cena del PP de Alava que se celebra el 16 de diciembre, según ha confirmado ella misma en una charla informal con los periodistas en el Día de la Constitución.

La pugna interna por el control del PP de Madrid ha copado buena parte de los corrillos por el Día de la Constitución. Una de las preguntas más repetidas ha sido si preocupa o no la factura interna que empieza a pasar al partido este conflicto y que ya se plasma en las encuestas. Ayuso ha dicho no saber si el retroceso en los sondeos se debe a la pugna interna pero ha apostado por «pasar pronto página». Casado, por su parte, ha afirmado que «el cambio es imparable» y ha restado importancia al retroceso que sufre el PP en las encuestas.

En una de esas charlas informales por el Día de la Constitución, también el presidente de Xunta ha intentado quitar hierro a la polémica asegurando que solo ve discrepancia en la fecha del Congreso.

Casado y Ayuso vuelven a chocar en el pulso por el control del PP
Comentarios