lunes 24/1/22

La foto más esperada entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso tendrá que esperar. No porque el líder del PP esté evitando a la presidenta regional, con la que no coincide en público desde el pasado 19 de octubre, sino por problemas de agenda.

«Cada uno llega a lo que puede», justificó ayer Casado. El jefe de la oposición llegará mañana tarde a la protesta policial contra la reforma de la ley mordaza en Madrid, a la que asisten Ayuso y el alcalde José Luis Martínez-Almeida —el tercero en discordia en la guerra interna por el control del partido en la comunidad—, porque participa a primera hora en un acto con presidentes provinciales del PP en León. Una cita que, según explicó Casado, se celebra «por primera vez desde hace años» y además estaba convocada hace «un mes y medio».

La intención del líder de lospopulares es adelantar su intervención a las 9.30 horas y después poner rumbo a la capital, donde la manifestación está previsto que se prolongue hasta las 14.30 horas. La presidenta autonómica acudirá a la marcha al inicio, en torno a las once, explican desde su equipo, por lo que dificilmente se cruzarán.

«Es una cuestión simplemente de poder estar en León más pronto y llegar a Madrid más tarde», dijo Casado, molesto porque se diga que intenta evitar a Ayuso.

El líder del PP insistió en que el día anterior acudió a cuatro actos y a tres estaban también invitados la presidenta de la Comunidad y el alcalde de Madrid. «Cada uno —aseveró— llega a lo que puede, o puede estar presente en los actos que sean». En los dos últimos congresos del partido que ha habido (Castilla-La Mancha y Andalucía), el programa se ha organizado de manera que no tuvieran que verse. «Si va o no va no es por no coincidir con Isabel sino porque la agenda no se lo permite», zanjó Martínez-Almeida.

Ambos dirigentes tampoco coincidirán en el acto del día de la Constitución que el Gobierno regional organiza el 3 de diciembre porque Casado tiene previsto un viaje a Grecia. «Siendo el líder de la oposición y con una agenda de peso internacional, entiendo que no puede estar en todas partes a la vez», le disculpó Ayuso.

La tradicional cena navideña del PP de Madrid está además en el aire. El aumento de los contagios por covid y la posibilidad de que la situación se agrave en los próximos días obligará, casi con seguridad, a cancelar la cita en la que ambos debían coincidir.

Casado niega evitar la foto con Ayuso pero no coincidirá con ella en la protesta policial
Comentarios