lunes. 27.06.2022

Casado pide tiempo al PP y que ignore las críticas para «no morir cada atardecer»

Fortalecido por las victorias en Murcia y Castilla y León, el líder del PP promete ganar las próximas generales

«Me da la risa». Pablo Casado dice que se carcajea cuando escucha o lee que el PP carece de un proyecto político definido. El líder de la oposición sostiene que tiene un plan «de largo recorrido» para volver a gobernar y reunificar a todas las fuerzas a la derecha del PSOE. Lo que necesita, dijo, es tiempo y no enredarse en los conflictos del día a día. Recurrió a una frase de José Ortega y Gasset, «vivir al día es morir cada atardecer», para reclamar a los suyos que no se dejen llevar por «los tuits, los teletipos, las columnas» porque esa es la mejor forma de «morir cada atardecer». Casado, flanqueado por su secretario general, Teodoro García Egea, el ganador en Murcia, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, la favorita en Madrid, lanzó un mensaje rebosante de optimismo a la Junta Directiva Nacional de su partido. Muy distinto al de la anterior reunión, cuando anunció la mudanza de la sede de la calle Génova como gesto de ruptura con el pasado.

Y eso que al mismo tiempo declaraban en la Audiencia Nacional tres exsecretarios generales del PP en el juicio por la caja B. La única alusión a la corrupción que hizo fue para decir que la lucha contra esas prácticas fue «el eje fundamental» de su discurso para convertirse en el líder del PP en 2018.

A la Moncloa «enseguida»

Con los nuevos bríos proporcionados por el fracaso de las mociones de censura del PSOE en Murcia y Castilla y León y las buenas perspectivas electorales en Madrid, Casado dijo estar persuadido de que el PP volverá a la Moncloa enseguida. El terreno del símil marinero es uno de sus favoritos, y echó mano de uno de ellos: «Las velas están orientadas y llegarán vientos de cambio muy pronto». Por si no quedaba claro, abundó: «Estamos listos y preparados para ganar las elecciones generales».

Lo cree porque ve a Pedro Sánchez «derrotado» tras el fracaso de sus últimos movimientos territoriales y porque, ahora sí, la reunificación de la derecha está al alcance de la mano. Se jactó de que las mociones de censura que, a su entender, se urdieron en la Moncloa han sido un «bumerán» que en su retorno ha dado «en la cabeza» de Sánchez. «Fue a por lana y ha salido trasquilado». Tampoco tiene dudas de que el PP es ahora más que nunca «la única casa común» para los conservadores y «la plaza mayor de la España moderada». Su partido, añadió, tiene que ser «el punto de encuentro de todos los que no quieren que Sánchez se perpetúe» al frente del Gobierno.

El líder popular considera que tiene las herramientas ideológicas para conseguirlo con un ideario anclado en tres conceptos, «España, libertad y propiedad privada», junto a «la economía de libre mercado, Estado de derecho e igualdad de oportunidades». Es, resaltó, el PP «de siempre», el de los «conservadores, liberales, democristianos y socialdemócratas avergonzados». Lanzado como estaba, hizo leña del árbol caído. «El multipartidismo -afirmó- ha sido una de las peores noticias» de los últimos tiempos porque ha traído «inestabilidad» y la «España a garrotazos». Pero se va a acabar, al menos en lo que respecta Ciudadanos, porque, vaticinó, el fracaso de la confluencia en 2019 no se va a repetir ahora y «las bases» van a «unificar» en las próximas elecciones lo que no quisieron los dirigentes.

Casado pide tiempo al PP y que ignore las críticas para «no morir cada atardecer»
Comentarios