domingo. 27.11.2022

Casado promete para salir del «hoyo» de la izquierda reformas de «alta intensidad»

El líder del PP silencia a Vox y critica a Pedro Sánchez por presumir de la misión de Afganistán

Pablo Casado inauguró ayer en Galicia el curso político para el PP con la pretensión de que esta etapa, sin elecciones a la vista hasta las andaluzas de otoño de 2022, no sea en balde. Acompañado del presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo, exponente del ala centrista y moderada del partido, al menos de Santiago hacia fuera, el líder de la oposición prometió que ofrecerá en los próximos meses una agenda reformista «de alta intensidad» para «darle la vuelta como un calcetín» al país y colocarlo «en el lugar que se merece».

Unas iniciativas legislativas, avanzó Casado, que se madurarán en la Convención Nacional del PP —se celebrará a caballo entre Santiago y Valencia a principios de octubre— y que traerán la modernización necesaria para sacar a los españoles «del hoyo en que les ha metido otra vez la izquierda». Ello, señaló, frente a un Pedro Sánchez que es solo «propaganda» y «márketing», y que «no le dice la verdad ni al médico». En un idílico bosque de robles centenarios y leyendas, el carvallar de San Justo, en el municipio pontevedrés de Cotobade, Casado fue el invitado de excepción del acto organizado por el PP de Galicia.

Primero Núñez Feijóo, con una férrea defensa de su gestión y de su forma de hacer política, y luego él quisieron dejar claro que el partido no debe bajar la guardia en este curso puente. El objetivo es seguir desgastando al Gobierno de coalición sin olvidar por el retrovisor a Vox, al que no mencionaron, en su cerrada disputa por el espacio electoral de la derecha.

«Nunca fue tan necesario como ahora un Gobierno de España del PP, ni siquiera en época de Zapatero», afirmó Núñez Feijóo, que abogó por «mandar a Sánchez a donde mandamos a Pablo Iglesias» y pidió a los votantes descontentos volver a confiar en las siglas de la formación.

Casado reivindicó su «sentido de Estado» frente a las acusaciones de los socialistas que lo sitúan fuera de la colaboración sobre asuntos estratégicos. Prometió «darle la vuelta a España como a un calcetín».

Casado promete para salir del «hoyo» de la izquierda reformas de «alta intensidad»
Comentarios