viernes 16/4/21

Casado reabre la guerra del idioma

El presidente del PP, Pablo Casado, que emplazó al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a dar marcha atrás en la tramitación de la ley Celaá después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sentenciase que el Govern debe garantizar un 25 % de clases en castellano, ha ensalzado ayer el ejemplo de Galicia donde «las lenguas son una riqueza, no son una dificultad».

Junto al presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, en el acto ‘Galicia: más inversiones, menos impuestos’ celebrado en e La Coruña, el líder de los populares ha dicho que en la comunidad gallega hay «libertad», se «respetan» tanto la educación concertada como la especial» y se apuesta por una educación «de calidad y vertebrada, con un bilingüismo cordial que va a convertirse en trilingüismo cordial».

«Al Partido Popular no le gusta crear problemas, le gusta dar soluciones» en este y en otros ámbitos, ha apuntado Casado.

Ha lamentado que enfrente haya gobiernos que «por permanecer en el poder» decidan «cambiar el sistema», ya sea con la octava ley educativa de la democracia que ha generado controversia sobre todo por lo relacionado con la escuela concertada y el castellano como lengua vehicular, o ya sea poniendo «en jaque la independencia del poder judicial». «Prefieren eso a ser oposición en el sistema que nos dimos hace ya 42 años», ha concluido Casado.

El jefe de la oposición reclamó otra actitud para el plan de reconstrucción y ha dicho que no se puede hacer uno «en beneficio de un Gobierno o un partido. Tiene que llegar a los que lo han pasado mal».

«Europa no es un club neutral. Requiere de principios, valores y proyectos que contribuyan a lo que es bueno para los ciudadanos», ha defendido.

Casado reabre la guerra del idioma