domingo 11/4/21

Casado se reúne con Feijóo tras sus críticas por el cierre de Génova 13

El presidente gallego afirma que la crisis del PP no se reduce a una derrota electoral
El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. LAVANDEIRA JR

La cita no estaba en la agenda pública de Pablo Casado ni en la de Alberto Núñez Feijóo, pero ambos se reunieron ayer al mediodía durante una hora en la sede nacional del partido. El encuentro se produjo tras las críticas del presidente de la Xunta de Galicia a la decisión de abandonar el edificio de la calle Génova 13 de Madrid y después de su queja por la falta de un diagnóstico sobre las razones de la derrota del PP en las elecciones catalanas.

En el entorno de Casado restaron importancia al hecho porque es «normal» que ambos se vean cuando el presidente gallego se encuentra en Madrid, y así ha ocurrido en otras ocasiones. Desde la Xunta de Galicia no dijeron nada y el presidente evitó hacer comentarios al finalizar la reunión. Pero la cita disparó las especulaciones entre los dirigentes del PP.

Núñez Feijóo ha sido el barón territorial más crítico con la respuesta de Casado al fracaso en las elecciones catalanas y ha mostrado su desacuerdo con la decisión de dejar la histórica sede de la calle Génova 13 de Madrid. No habló en el comité ejecutivo nacional del pasado martes, pero en los días posteriores ha roto su habitual mensaje medido para mostrar su desacuerdo sobre cómo ha gestionado la dirección del partido el varapalo electoral. «El PP lo que necesita es ganar» en vez de dar golpes de efecto para romper con el pasado. En esa entrevista señaló que su partido todavía no ha hecho de puertas para adentro un «diagnóstico» de lo sucedido en Cataluña. Las explicaciones de Casado sobre la baja participación y la «tormenta perfecta» orquestada desde el Gobierno para perjudicar al PP no lo explican todo para el presidente de la Xunta de Galicia. El resultado, a su entender, no solo fue malo, fue «un doble mal resultado» porque el PP perdió el 25% de sus cuatro diputados y «no fue capaz» de hacerse con «ninguno de los 30» que perdió Cs. Ayer mismo en la cadena Cope insistió en que el PP necesita analizar por qué perdió y hasta fue un poco mas allá. No culpó a Casado de la derrota porque ganar y perder forma parte del juego político, pero «lo importante» para un líder es «consolidar una fuerza política», como hicieron Fraga, Aznar y Rajoy, que también fueron derrotados en las urnas, pero fortalecieron al partido. El presidente gallego consideró que el origen de los males para su partido está en la fragmentación del espacio conservador, concentrado en el PP hasta la irrupción de Cs y después de Vox. Fue «un error haber desunido lo que estaba unido en el centroderecha». La primera tarea, a su entender, es que «se vuelva a unir» lo que se fracturó. Y si la reunificación no es posible, auguró, el PP tendrá dificultades para volver a gobernar.

Pero que la respuesta al mal momento reflejado en las elecciones catalanas sea un cambio de sede es, a juicio de Núñez Feijóo, una mala solución «Si cada vez que una empresa o un partido tiene que irse de donde está —advirtió— aquí no quedaría ninguna sede».

Casado se reúne con Feijóo tras sus críticas por el cierre de Génova 13
Comentarios