miércoles. 06.07.2022

El chico de 15 años asesinado en Madrid llevaba un machete de 60 centímetros

El joven futbolista de 15 años apuñalado tenía antecedentes y vínculos con los Trinitarios

«No era ningún santo. La imagen del jugador de fútbol que no se metía en problemas no se corresponde con la realidad», explican mandos del Grupo de Homicidios de Madrid.

Jaime G. M., el joven de 15 años asesinado de un machetazo el pasado sábado por la noche en las inmediaciones de Atocha, en Madrid, no sólo tenía vínculos con la banda latina Trinitarios. Según han desvelado fuentes de la investigación, en el momento en el que fue asesinado llevaba encima un machete de 60 centímetro de hoja.

El chaval, conocido como Pepe, que murió a consecuencia de una puñalada certera en el corazón, contaba además con varias detenciones por robo con violencia. Nada que ver con la imagen de chico tímido, incluso introvertido, y deportista limpio que ofrecía como lateral izquierdo en el CD Móstoles, en la categoría de Cadete A.

La familia del adolescente asesinado sigue insistiendo en que el chico no pertenecía a ninguna banda, pero son varias las cámaras de seguridad que grabaron al menor portando el machete de grandes dimensiones momentos antes de ser asaltado y posteriormente, herido ya de muerte. La víctima también llevaba encima una pistola airsoft, que dispara bolas de plástico.

Esas grabaciones, particularmente de las cámara de seguridad de las cercanas discotecas Independance y Kapital, muestra cómo el chico asesinado camina por la calle con el machete entre sus manos antes de desplomarse y de ser asistido por el portero de uno de los locales con un desfibrilador de un hotel cercanos.

En otro momento de las grabaciones se aprecia que un grupo de adolescentes, tras sortear a la gente que sale de la discoteca, aborda a la víctima mientras el asaltante más corpulento asesta a G.M. un machetazo en el pecho.

Los homenajes en las redes sociales a Pepe por parte de conocidos miembros de Trinitarios confirmarían su adscripción a esta banda latina. Los corazones verdes y los números ‘7’, color y emblema de esta banda, se repiten en los mensajes de despedida.

La Policía cree que Pepe se cruzó con miembros pandilleros rivales de los Dominican Don’t Play (DDP) por esa calle, camino de una sesión light de una discoteca. De hecho, todos los agresores, según se aprecia en las grabaciones, visten de ropas rojas y negras, los colores de los Dominican. El asesinato de G.M. —explican los investigadores— probablemente fue el culmen de varias reyertas que se sucedieron durante todo el sábado entre Trinitarios y DDP en diferentes puntos de la capital de España

«Incursión de caza»

En el argot latino, la emboscada en la que cayó G.M. se llama ‘caída’. Se trata de «incursiones de caza» que las bandas hacen en ‘territorios enemigos’ a la búsqueda de miembros solitarios de grupos rivales, que se encuentren en ese momento desprotegidos.

Los agentes del Grupo de Homicidios y de la Brigada de Información, que tienen fichados a más de 400 miembros de bandas latinas en la Comunidad de Madrid, cuentan ya con las imágenes proporcionadas por la discotecas Independance y Kapital, por cámaras de seguridad de la zona y por vídeos grabados durante el suceso para dar con los atacantes. También analizan los vídeos publicados en redes sociales por supuestos Trinitarios que homenajean a su compañero asesinado, en los que lanzan velados mensajes de venganza contra los DDP.

La Policía también sigue investigando la relación del asesinato de Pepe con la muerte, una hora y media más tarde, de Diego Fernando López Chadavid, un español de origen colombiano de 25 años, que fue acuchillado en un parque del distrito de Usera en otro posible ajuste de cuentas entre bandas la sangrienta noche del sábado en Madrid.

Dos jóvenes han sido detenidos por su presunta relación con este homicidio, un español y un ecuatoriano. El fallecido, como el menor asesinado en Atocha, tenía antecedentes, en este caso por amenazas, hurto y tenencia ilícita de armas. Ayer, el magistrado titular del Juzgado de Instrucción nº 13 de Madrid acordó la prisión provisional sin fianza de los dos detenidos por el crimen.

El chico de 15 años asesinado en Madrid llevaba un machete de 60 centímetros
Comentarios