domingo 28/2/21

Cifuentes se sienta hoy en el banquillo por su máster y se enfrenta a tres años

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes se sentará hoy en el banquillo de los acusados por un presunto delito de falsedad en documento oficial por el que se enfrenta a una petición de tres años y tres meses de prisión.

La Fiscalía acusa a la exdirigente del PP de ser la inductora de la falsificación del acta de la Universidad Rey Juan Carlos que acreditaba que había acabado y defendido su máster de Derecho Autonómico, lo que «jamás se produjo».

Cifuentes, según el relato de hechos, obtuvo dicho posgrado en unas condiciones ventajosas entre 2011 y 2012, cuando era delegada del Gobierno en Madrid. Cuando en marzo de 2018, ‘eldiario.es’ publicó que obtuvo su título con notas falsificadas, la dirigente popular estaba ya al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Tras destaparse el llamado ‘caso máster’ la presidenta regional se puso en contacto con María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación y funcionaria de la Universidad, y con el que fuera director del máster, Enrique Alvarez Conde, para que le ayudasen a acreditar ante la prensa que había hecho los cursos con normalidad y superado todos los trámites necesarios para la obtención del título académico correspondiente. Para ello se falsificaron actas, trabajos y fechas.

El resultado fue un documento falso que la Comunidad de Madrid envió a los medios para intentar hacer pasar a Cifuentes como alumna reglada y con la defensa de su trabajo fin de máster acreditado «para evitar —según el escrito del fiscal— las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse».

El Ministerio Público considera a Alvarez Conde, ya fallecido, y a Feito, para la que también pide 39 meses de cárcel, coautores indirectos del delito. La tercera acusada, aunque inicialmente hubo una veintena de investigados entre profesores y alumnos, es Cecilia Rosado, integrante del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes, se enfrenta a 21 meses de prisión porque reconoció los hechos y colaboró en la investigación.

Cifuentes se sienta hoy en el banquillo por su máster y se enfrenta a tres años