lunes 24/1/22
SANCHEZ
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. DAVID FERNÁNDEZ

No son los números de los buenos tiempos, pero el bipartidismo recupera terreno y los nuevos partidos retroceden. El último barómetro del CIS constata que entre PSOE y PP reúnen unas expectativas de voto por encima del 50%, un listón al que no llegaban desde la irrupción de Podemos, Ciudadanos y Vox.

Sea por el ansia de seguridad provocada por la pandemia o por la pérdida pujanza de las formaciones noveles, el caso es que socialistas y populares tienen una estimación de voto del 51,2%. En las últimas elecciones, entre ambos sumaron el 48,8% de los sufragios, y desde entonces no han rebasado la cota de la mitad más uno en los sondeos del CIS .

El tiempo dirá si esta radiografía es flor de un día o el inicio de una consolidación de la vieja fórmula bipartidista. Lo evidente es que PSOE y PP muestran una tendencia ascendente, mientras morados, liberales y ultraderechistas sufren una curva a la baja.

En la pugna entre los dos grandes, los socialistas mantienen la primera posición que lograron en las elecciones generales de abril y noviembre de 2019 con una diferencia del orden de los diez puntos sobre los populares. El sondeo del CIS de enero, cuyo trabajo de campo se realizó entre el 7 y 25 de enero, en plena tercera ola de la pandemia, arroja que el PSOE tiene unas expectativas de voto del 30,7%, cerca de tres puntos por encima de los resultados de las generales y 1,2 puntos más que en el anterior estudio del centro demoscópico.

Los socialistas aventajan al PP en más de diez puntos, una diferencia similar a la registrada en diciembre y superior al 7,2 de la última cita electoral. Los populares afianzan su mejoría, ganan más de un punto y obtendrían el 20,5%, pero no consiguen limar diferencias ni alcanzan el resultado cosechado en las urnas hace 14 meses.

Vox interrumpe su recuperación y retrocede casi un punto para quedarse en el 13%, pero no ve en peligro su condición de tercera fuerza política. También cae Ciudadanos, que pierde 1,2 puntos en estimación de voto. Los liberales se quedan en 9,3% y no logran materializar el asalto a la cuarta plaza de Unidas Podemos. Los morados persisten en su goteo a la baja, 10,7%, más de dos puntos por debajo de sus cifras en las últimas generales.

El bloque opositor, además, sigue por encima de la coalición gubernamental. Entre PP, Vox y Ciudadanos suman el 42,8% de la estimación de voto por el 41,4% de PSOE y Podemos. Socialistas y morados, sin embargo, han recortado a 1,4 puntos la diferencia de 3,4 registrada en diciembre.

01/28/17-38/21

El CIS detecta una ligera recuperacion del bipartidismo