sábado. 03.12.2022

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, informa mañana a la Comisión de Gastos Reservados del Congreso de la relación de este organismo con el espía informático argentino Matías Bevilacqua, al que algunos medios vinculan con el pirateo de 30.000 correos del Instituto Nóos.

Sanz Roldán comparecerá mañana ante esa comisión de la Cámara baja para informar sobre la relación de la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein con los servicios de inteligencia y sobre la presunta trama de espionaje político relacionada con Método 3.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo hace unos días, tras un Consejo de Ministros, que Sánz Roldán acudiría al Congreso para hablar de esas dos cuestiones sobre las que se han interesado algunos grupos parlamentarios.

Pero señaló entonces que a ella se puede añadir una tercera por la que también se han interesado algunos diputados.

Fuentes del Gobierno especificaron más tarde que el tercer asunto es el relacionado con Bevilacqua.

El diario El Mundo publicó una información según la cual el "hacker" argentino, socio y director tecnológico de la empresa CF Labs, era agente del CNI y pirateó 30.000 correos electrónicos del servidor informático del bufete Medina Tejeiro, desde el que, según este diario, se gestionaba el Instituto Nóos.

La información añadía que la Policía confiscó en la empresa de Bevilacqua -que fue detenido el 7 de mayo de 2012 en el marco de la operación Pitiusa- un "pen drive" que contenía íntegro el servidor informático del bufete Medina Tejeiro, un despacho de asesoría fiscal propiedad de la familia política de Diego Torres, el socio de Iñaki Urdangarin en Nóos.

Ante esa noticia, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, reconoció que la empresa de Bevilacqua fue contratada hasta 2008 por el CNI, pero negó rotundamente que haya sido agente del mismo.

Es previsible que Sanz Roldán aporte mañana en el Congreso algunos detalles más en torno a esta relación.

Por otra parte, otras fuentes han señalado que el director del CNI no está cerrado a hacer referencia en el Congreso a las informaciones en las que se vincula también con este centro al exinformático del banco HSBC Hervé Falciani.

Falciani, quien robó a esa entidad en 2006 un gran número de datos bancarios y se hizo con un listado de unos 15.000 clientes multimillonarios, los puso a disposición del fisco francés -que a su vez los trasmitió a las autoridades españolas- y ahora se encuentra en España a la espera de que la Audiencia Nacional decida si aprueba o no su extradición.

La Audiencia pidió al juez Pablo Ruz, que investiga el caso Gürtel, datos sobre su posible colaboración en la localización de cuentas en varios países, entre ellos Suiza, para tenerlos en cuenta al decidir si se le extradita al país helvético.

De esta forma respondía a una solicitud de la defensa, que podría apuntar a que su colaboración pudo servir para identificar en Suiza cuentas de dinero negro, entre las que podría figurar la del imputado Luis Bárcenas, cuya localización ha resultado clave en la investigación.

En esa Comisión de Gastos Reservados del Congreso seguirá sin estar presente un representante de ERC después de que, por cuarta vez esta legislatura, el PP lo rechazara en el pleno por considerar que no son idóneos para formar parte de un órgano que maneja información sensible para el Estado.

El CNI informa mañana al Congreso de su relación con un "hacker" vinculado a Nóos
Comentarios