jueves. 30.06.2022
Tarragona

Condenado a 8 años de internamiento por arrancarle los ojos a un vigilante

La sentencia califica los hechos como un delito de homicidio en grado de tentativa, otro de daños, uno de atentado y, finalmente, un delito leve de lesiones
undefined
El menor también intentó quitar el arma a un agente de los Mossos d'Esquadra. EFE

El menor con severos problemas de salud mental que arrancó los ojos a un vigilante en un hotel de Cambrils (Tarragona), en julio de 2021, ha sido condenado a ocho años de internamiento en una sentencia de conformidad.

La sentencia califica la agresión como un delito de homicidio en grado de tentativa, otro de daños, uno de atentado y, finalmente, un delito leve de lesiones y condena al menor a ocho años de internamiento.

Respecto a la responsabilidad civil, se decidirá en otra vista, que se celebrará el próximo 3 de octubre en el Juzgado de Menores de Tarragona. Cuando sucedieron los hechos, sobre la una de la madrugada del 6 de julio del 2021, el agresor tenía 17 años y presentaba una disminución severa de sus capacidades intelectuales y volitivas, ya que, entre otros, sufre un trastorno esquizofreniforme.

El vigilante agredido, de 62 años, tuvo que estar ingresado 79 días en el hospital (36 de ellos, en la UCI), y sufre las secuelas de estado vegetativo persistente, ceguera total y perjuicio estético importantísimo por cicatrices.

El menor también intentó quitar el arma a un agente de los Mossos d'Esquadra y le propinó un cabezazo que le causó daños en la nariz y una contusión en un brazo que tardaron cinco días en curarse. 

El sindicato Uspac, cuyos servicios jurídicos han representado al mosso agredido, ha mostrado su satisfacción por la sentencia, ya que la máxima pena es de diez años y, de no haber alcanzado la conformidad, el menor habría quedado en libertad el 19 de agosto.

Esta fecha de libertad obedece a la medida cautelar de internamiento en régimen cerrado  terapéutico dictada por el Juzgado de Menores de Tarragona -y prorrogada tres meses más el pasado 12 de mayo- que hubiera finalizado el próximo 19 de agosto. 

Condenado a 8 años de internamiento por arrancarle los ojos a un vigilante