martes. 31.01.2023
                      ZIPI ARAGÓN
ZIPI ARAGÓN

En un clima habituado a la crispación y la bronca, el adiós tributado a Nicolás Redondo Urbieta tras su fallecimiento el martes a los 95 años sirvió para ensalzar aún más la figura de quien fuera figura clave de la Transición española. Si por la capilla ardiente pasaron el miércoles figuras como Pedro Sánchez, ayer lo hicieron Alberto Núñez Feijóo, Rodolfo Martín Villa, Alfonso Guerra y Patxi López. Todo, en un clima de concordia. Pero quizás la presencia que simbolizaba más lo que representa el espíritu de Redondo Urbieta era la de Martín Villa, exministro de Interior durante los primeros años de la democracia. Frente a sus diferencias y los momentos de tensión que se vivieron en aquellos años, ambos mantenían una buena relación. En el cementerio civil de La Almudena, en Madrid, donde Redondo fue enterrado ayer, el secretario general de UGT, Pepe Alvarez, despidió al histórico sindicalista recordándole como un hombre «coherente» que estuvo «con y para los trabajadores». | David Guadilla

Concordia en el adiós a Nicolás Redondo