lunes 19/10/20

Cs no rompe con Sánchez para que el Gobierno no pacte las cuentas con ERC

Inés Arrimadas busca un cara a cara con Pablo Iglesias en el Congreso para cuestionar su papel en el Ejecutivo
Pedro Sánchez, la ministra Yolanda Díaz y el presidente del Cepes, Juan Antonio Pedreño, ayer en la Moncloa. FERNNO CALVO

El líder de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña, Carlos Carrizosa, ha admitido que en su partido están «incómodos» con el Gobierno por sus anuncios sobre la reforma del delito de sedición y la tramitación de indultos para los presos del ‘procés’ y por su decisión de que el rey no acuda a un acto institucional en Barcelona hoy. Sin embargo, seguirán apostando por negociar los Presupuestos con el Ejecutivo porque su objetivo, según ha dicho, es evitar que los pacte con Esquerra y EH Bildu.

«Es horrible. El Gobierno de Pedro Sánchez no nos gusta nada, no ayudamos a su formación, no estuvimos en su investidura. Y si ahora estamos en el apoyo a los Presupuestos, es por el bien de los españoles», ha explicado en una entrevista en esRadio, .

El dirigente de Ciudadanos ha reconocido que a su partido, especialmente en Cataluña, le cuesta afrontar esta situación porque siempre se han opuesto con firmeza a los «condicionamientos del totalitarismo independentista».

Según ha declarado, entiende la postura de quienes, «desde el ámbito más visceral de la politización», equiparan el negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con apoyar al Ejecutivo. Pero ha dejado claro que la formación naranja está en contra de los gestos de Sánchez a los partidos independentistas y ha abogado por «deslindar» una cosa de la otra.

En su opinión, el Gobierno y sus socios «quieren modificar el modelo de Estado», pero para conseguirlo «necesitan unas mayorías (parlamentarias) que no tienen». Así que lo que van haciendo es «erosionar los fundamentos del Estado», y eso «no lo vamos a poder evitar», ha añadido.

El partido liderado por Inés Arrimadas aspira a pactar unas cuentas públicas «razonables, que piensen en los españoles y no en las reivindicaciones de ERC y (Arnaldo) Otegi» y que puedan tener el visto bueno de las instituciones europeas.

Sobre la posibilidad de que finalmente Sánchez decida pactar los PGE con los partidos independentistas y deje de lado a Cs, el candidato a las próximas elecciones catalanas ha dicho que su formación es consciente de ese riesgo y lo asume.

«La negociación es larga y creo que por el objetivo de hacer unos Presupuestos mejores para los españoles, en los que no manden Esquerra, Bildu y Podemos sin límite ninguno, vale la pena correr este riesgo», ha argumentado, insistiendo en que al final Sánchez tendrá que elegir si pacta con Cs o con las fuerzas nacionalistas.

La presidenta de Ciudadanos y portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas, pretende dirigirse directamente al vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, la semana que viene en el Pleno de la Cámara Baja para cuestionar su papel en el Ejecutivo de coalición.

La pregunta que Arrimadas quiere formular a Iglesias el próximo miércoles, durante la sesión de control al Ejecutivo, es si «cree que con su labor está ayudando a que aumente la confianza de los españoles en sus gobernantes».

Lo habitual es que, en los Plenos del Congreso, los líderes de los principales partidos de la oposición -Pablo Casado, Santiago Abascal o Arrimadas- se dirijan al presidente del Gobierno, no a vicepresidentes o ministros, pero en esta ocasión la portavoz de Cs ha optado por un duelo con Iglesias.

La líder de Ciudadanos pondrá el foco sobre el vicepresidente segundo del Gobierno. Cs siempre ha dejado claro su rechazo hacia Podemos, tanto a sus políticas como a sus formas.

Cs no rompe con Sánchez para que el Gobierno no pacte las cuentas con ERC