viernes. 02.12.2022

Aunque el comité de expertos de Montero centrará sus propuestas de reforma fiscal en los impuestos cedidos a las comunidades y en la fiscalidad verde, las diferencias de las autonomías en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) también han provocado un ‘efecto brecha’ a la hora de rendir cuentas con Hacienda.

Este tributo cuenta con un tramo estatal y otro autonómico. Poniendo como ejemplo un salario de 20.000 euros de una persona soletera sin hijos y que sólo obtiene rentas del trabajo, la comunidad en la que se pagaría más IRPF es Cataluña, donde el tributo sobre la renta para este caso ascendería a unos 2.510,7 euros, frente a los 2.185,9 euros que pagaría un ciudadano del País Vasco, que lidera la parte baja de la tabla.

En general, y analizando los datos de la Agencia Tributaria, se puede concluir que las regiones que más carga impositiva aplican sobre las rentas más bajas (entre 16.000 y 20.000 euros) son Navarra y Cataluña. Para las rentas medias (hasta los 45.000 euros), repiten estas dos autonomías, junto a Extremadura y Baleares. Por el contrario, País Vasco y Madrid son las comunidades en las que menos IRPF se paga en el caso de los salarios de 20.000 euros. La situación se repite para las rentas de 45.000 euros. En este último ejemplo, un madrileño tendría que abonar 9.271 euros en concepto de IRPF. Una cifra que supone 583 euros menos que los 9.854 euros que pagaría un navarro.

Cuánto se paga en cada región por un sueldo de 20.000 euros
Comentarios