miércoles. 06.07.2022

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia ha desestimado el recurso presentado por el empleado de una gran superficie que fue despedido al comprobarse que se apropió de una botella de anís de la empresa, de un valor de ocho euros, cuyo contenido trasvasó a otra de agua para que la acción pasara desapercibida. La sentencia de la Sala de lo Social, a la que ha tenido acceso Efe, señala que aunque el autor material de la sustracción fue un empleado de la limpieza del establecimiento, que se la entregó posteriormente, el ahora apelante, «con plena consciencia y voluntad de hacerlo, la aceptó» y añade que el comportamiento del demandante supuso una deslealtad hacia la empresa, transgresión de la buena fe y abuso de confianza, «todas ellas faltas muy graves que justifican el despido». El Juzgado de lo Social de Murcia que en diciembre de 2020 dictó la sentencia que ahora se ve confirmada, declaró probado que el cese de la relación laboral se produjo en febrero de ese año, cuando se comprobó lo ocurrido.

Despedido por robar una botella de anís de 8 euros