domingo. 26.06.2022

En apenas diez días ya han caído dos de los diez delincuentes más buscados de España que se incluían en la lista que el 30 de mayo distribuyó la Policía Nacional para solicitar la colaboración ciudadana. Según han informado fuentes policiales, en las últimas horas ha sido arrestado Luis Martínez Calleja, el aluncinero más conocido del país, que se había fugado el 9 de marzo de 2014 aprovechado un despiste de los guardias durante un traslado desde el Centro Penitenciario de Madrid I (Alcalá Meco) al hospital de Alcalá de Henares.

La captura del fugado, no obstante, no ha sido fruto de la colaboración ciudadana a raíz del llamamiento de hace diez días, sino gracias a un exhaustivo seguimiento del Área de Investigación de Navalcarnero (Madrid) de la Guardia Civil, que desde hace semanas seguía los movimientos del prófugo por casas y propiedades de amigos en la zona ubicada entre Batres y Serranillos del Valle, al sur de la comunidad, muy cerca de la provincia de Toledo.

Los agentes, con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Madrid y del servicio Aéreo del instituto armado, dieron con el escondite exacto de Martínez Calleja, en una finca de Serranillo. Y el miércoles por la tarde/noche procedieron a la captura en el marco de un vasto dispositivo.

Según su ficha policial difundida para pedir la colaboración ciudadana, el ahora detenido «se muestra extremadamente agresivo ante la presencia policial, llegando a atacar a los agentes en numerosas ocasiones».

El primer prófugo de la nueva lista de más buscados fue Manuel Bellido Moreno, considerado el mayor falsificador de moneda de España y que estaba reclamado por ocho juzgados, además de tener una orden de extradición internacional.

Bellido, capturado sólo 48 horas después de la publicación de la lista, sí que fue localizado gracias a la ayuda de un ciudadano que, tras reconocerle en las fotografías policiales, se puso en contacto con un agente de la Brigada Móvil para informarle de que el sospechoso tenía su residencia habitual en un domicilio de la capital. Los agentes tuvieron que refugiarse porque vecinos del inmueble comenzaron a increparles y trataron de «impedir activamente» el arresto.

Detenido otro de los 10 fugitivos en la lista de los más buscados: un alunicero
Comentarios