domingo 20/9/20

Detenidos dos yihadistas a punto de atentar con explosivos en Barcelona

Los presuntos terroristas ya habían comenzado a adquirir el armamento para los ataques
Los mossos d’esquadra con uno de los detenidos. TONI ALBIR
Los mossos d’esquadra con uno de los detenidos. TONI ALBIR

Los Mossos d’Esquadra han detenido este martes a dos hombres en el barrio de la Barceloneta de Barcelona acusados de integrar una célula yihadista, ya neutralizada, que planeaba atentar con explosivos en la capital catalana, donde habían seleccionado algunos lugares como objetivos. Según ha informado la policía catalana, la operación, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, se ha iniciado hacia las 6.00 de esta mañana y ha movilizado a un centenar de agentes de los mossos d’esquadra, mientras se registraban los domicilios de los detenidos en la Barceloneta.

Los agentes han detenido a dos hombres, de 41 y 43 años y de nacionalidad argelina, acusados de integrar una célula que pretendía atentar con explosivos en la capital catalana y que había dado ya los primeros pasos para hacerlo.

Concretamente, los investigadores sospechan que los dos detenidos eran los responsables de identificar y controlar los objetivos seleccionados para los ataques.

Las detenciones practicadas se enmarcan en la segunda fase de la operación Alexandría, que ordenó en enero del año pasado el titular del juzgado de instrucción central número 6 y se saldó con la detención de 19 personas, muchas de ellas con antecedentes por robos y hurtos en el centro de Barcelona.

El núcleo duro de esa red, cuatro de cuyos miembros se encuentran en prisión preventiva por orden de la Audiencia Nacional, tenía supuestamente la intención de perpetrar atentados terroristas, aunque al parecer en ningún momento llegaron a tener la capacidad para materializarlos.

El grupo yihadista, de hecho, había empezado a hacer gestiones para procurarse los explosivos y armas con los que cometer los atentados, pero esos preparativos ya fueron abortados en la primera fase de la operación ordenada por el juez García Castellón. Con las detenciones de este martes, los Mossos d’Esquadra ya dan por neutralizada la célula yihadista, después de meses de investigaciones en los que se han podido averiguar los lugares concretos donde la célula planeaba llevar a cabo sus atentados.

Para ello, ha resultado clave el análisis del material informático que la policía catalana intervino en los registros en cinco viviendas de Barcelona y una de Igualada (Barcelona), practicados en enero de 2019, en la primera fase de la operación.

A los detenidos, que en los próximos días serán trasladados a la Audiencia Nacional para pasar a disposición del juez instructor, se les acusa de los delitos de pertenencia y colaboración activa con organización terrorista, actos preparatorios de actividad terrorista, capacitación y adoctrinamiento yihadista.

Precisamente, el pasado 5 de julio tres hermanos de mediana edad fueron detenidos en la localidad barcelonesa de Badalona, en otra operación contra el terrorismo yihadista ordenada por la Audiencia Nacional y desarrollada por la Policía Nacional.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias de la Audiencia Nacional, que decretó su ingreso en prisión incondicional y sin fianza por delitos de capacitación para cometer un delito terrorista y pertenencia a la organización terrorista Dáesh.

Detenidos dos yihadistas a punto de atentar con explosivos en Barcelona