jueves. 26.01.2023
Ramón José Fraga alertó a su cuñado de que unos subsaharianos habían secuestrado su barco

Detienen a un marinero gallego en Canarias acusado de tráfico de personas

La Guardia Civil interceptó el pesquero y los «sin papeles» aseguraron haberle pagado
Foto del barco localizado con inmigrantes a bordo tomada desde un helicóptero
«Cuando la patrullera lo interceptó, se encontró con un barco sin registrar y sin bandera. Según el patrón, se llama Tangonin e, pero podía habernos dado un nombre cualquiera porque no figura inscrito en ningún lado». Fuentes de la Guardia Civil en las islas Canarias explicaban ayer a este periódico los detalles de la rocambolesca operación que concluyó con la detención de Ramón José Fraga, un marinero gallego natural de Foz, y los 15 inmigrantes ilegales que viajaban a bordo de su pesquero. El lunes por la tarde, el cuñado de Ramón José recibía una llamada de este que le aseguraba que había sido secuestrado por unos subsaharianos que amenazaban con matarlo y le urgía a buscar ayuda. La Guardia Civil de Lugo fue el destinatario de la llamada de socorro y de inmediato se alertó a las fuerzas del Instituto Armado en Tenerife. Desde allí, se envío un helicóptero que no tardó en localizar el barco, gracias a las coordenadas facilitadas por el patrón gallego a su cuñado. El avistamiento se produjo a 12 millas de la isla de El Hierro y a bordo de la embarcación podían verse a varias personas de color que paseaban de un lado a otro. De inmediato se alertó a la patrullera Río Gallo que salió para interceptar al Tangonine, lo que logró a 2 millas de La Gomera. Cuando el pesquero llegó a puerto, los agentes escucharon sorprendidos cómo Ramón José les explicaba que de secuestro nada; que él había ido a socorrer a otro barco en situación de emergencia -el Carmelo, según dijo- y que fue entonces cuando los subsaharianos saltaron de una embarcación a otra sin su permiso. Los agentes dudaron de esta explicación y pidieron la suya a los inmigrantes, que en un principio les aseguraron que habían pagado por el viaje casi mil euros por persona. Escuchado esto, la Guardia Civil procedió a la detención del gallego y de los sin papeles -además de los subsaharianos había un magrebí a bordo-. A Ramón José Fraga le imputaron un delito contra los derechos de los inmigrantes. Cambio en la declaración Sin embarco, fuentes de la investigación reconocieron a última hora de ayer que los indocumentados habían cambiado su versión una vez llegados a dependencias policiales. Allí negaron haber pagado cantidad alguna. Los agentes de la policía barajan la posibilidad de que estén tratando de evitar ser considerados inmigrantes ilegales.

Detienen a un marinero gallego en Canarias acusado de tráfico de personas
Comentarios