lunes 25/10/21

Educación no fijará un límite de suspensos para lograr el título de ESO

La "responsabilidad última" sobre si un alumno repite la asumirán también los profesores, con independencia de las materias no superadas. El real decreto que comenzará a desarrollar la Lomloe lo aprobará este verano el Gobierno y entrará en vigor a partir de septiembre.
EFE|ISMAEL HERRERO
EFE|ISMAEL HERRERO

Desde el próximo curso obtener o no el título en ESO ya no dependerá del número de suspensos que se tengan al término del cuarto y último año. El Ministerio de Educación no va a fijar una cifra concreta de materias no superadas que impida graduarse. Es una decisión que dejará en manos del equipo de profesores que dan clase al estudiante. Así lo establece el borrador del real decreto sobre evaluación, promoción y titulación que el Gobierno aprobará este verano y que, cuando tenga una redacción definitiva, será la pauta a seguir en todos los colegios e institutos a partir de septiembre. La medida busca reducir al máximo la repetición y el abandono escolar temprano, los dos lastres del sistema español.

Hasta ahora un alumno solo podía graduarse en ESO si lo aprobaba todo o si suspendía un máximo de dos asignaturas, siempre que no fueran Matemáticas y Lengua al tiempo. Desde septiembre no habrá límites. Obtendrán el título de ESO los alumnos que terminen cuarto y "hayan adquirido, a juicio del equipo docente, las competencias establecidas y alcanzado los objetivos de la etapa". Se tratará de una decisión "colegiada" de los profesores del estudiante. El título de secundaria obligatoria será único y no contendrá calificación final alguna. También lo recibirán los estudiantes que superen el ciclo de FP Básica.

El real decreto prevé una repesca para los alumnos que por su edad no puedan seguir cursando ESO y no hayan logrado el título. En los dos cursos siguientes podrán intentar conseguirlo con "la realización de pruebas o actividades personalizadas extraordinarias de las materias que no hayan superado". Todos los que hayan concluido ESO recibirán, en cualquier caso, "una certificación oficial" en la que constarán los años cursados y el nivel de adquisición de competencias conseguido.

El reglamento desarrolla una de las novedades de la Lomloe, la posibilidad, en casos excepcionales, de que un joven pueda titularse en Bachillerato pese a tener una asignatura suspendida. La norma es aprobarlo todo, pero el equipo docente podrá autorizar el título con un suspenso siempre que considere que el alumno "ha alcanzado los objetivos y competencias" de la etapa y que, además, haya tenido una asistencia continuada, se haya presentado a todos los exámenes y recuperaciones, y su nota media sea de 5 o más.

Repeticiones, la excepción Tanto en la titulación como en los criterios para la promoción de curso la regla básica del real decreto es idéntica. El equipo docente tendrá "la responsabilidad última" sobre ambas decisiones, resoluciones que adoptará siempre de forma colegiada. A la hora de pasar de curso en ESO tampoco habrá límite de suspensos. Promocionarán todos los alumnos que tengan una o dos asignaturas suspensas -ahora son un máximo de tres-, pero también lo harán quienes sus docentes valoren que "la naturaleza de las materias que pudieran no haber superado les permite seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tienen expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción beneficiará su evolución académica".

De hecho, como indica la Lomloe, la repetición tiene que ser algo "excepcional". Solo se permite una repetición en Primaria y un tope de dos hasta el final de ESO. En Primaria solo se podrá repetir en los cursos finales de los tres ciclos (2º, 4º y 6º). En los otros la promoción será automática. Solo se autorizaría una tercera repetición extraordinaria en cuarto de ESO si los docentes creen que así se favorecería que el alumno pueda adquirir las competencias para lograr el título. Para evitar repeticiones, se tomarán medidas de refuerzo en cuanto se detecte que un alumno tiene problemas en clase y con todos los que pasen de curso con suspensos. Además, si el estudiante debe repetir, recibirá un plan de apoyo personalizado para que alcance las competencias que le faltan.

En Bachillerato si se fijará un número concreto de suspensos para pasar. Serán los mismos que en la actualidad, un máximo de dos. La novedad es que si se tiene más de un suspenso en segundo curso, el alumno puede realizar un tercer año solo para recuperar las materias no superadas.

Educación no fijará un límite de suspensos para lograr el título de ESO
Comentarios