miércoles. 28.09.2022

El diputado de EH Bildu Oskar Matute ha reclamado «hechos y no palabras» para que su formación apoye los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y ha instado a que se cumpla el acuerdo para derogar la reforma laboral firmado el pasado año con PSOE y Unidas Podemos. En una entrevista a Radio Euskadi, el representante de la coalición soberanista en el Congreso se ha referido a la decisión de no presentar una enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

Tras afirmar que contactos con el Ejecutivo central se han mantenido, Matute ha indicado que EH Bildu quiere «hechos y no palabras», de tal forma que «a día de hoy falta mucho para hablar de un posible acuerdo».

«Ahora mismo estamos negociando, pero no hay acuerdo. Lo único que hemos hecho es posibilitar que se siga negociando, pero mientras no haya una negociación cerrada, nuestro voto no será favorable. Lo será si la negociación llega a buen puerto y sudan la camiseta, pero momento no están sudando la camiseta. No hay acuerdo y se sigue negociando», ha reconocido.

Por otro lado, ha incidido en que antes de la presentación de las enmiendas parciales, la coalición soberanista ya anunció que haría hincapié en los derechos sociales y laborales para «garantizar mayor protección social a la ciudadanía». «Estamos en un contexto difícil tras la pandemia y vienen tiempos difíciles en lo económico, por lo que se necesitan niveles de protección adecuados. En el Estado español, desde 1995, con crisis o bonanza, siempre ha habido más de 7 millones de personas en pobreza o en riesgo severo de pobreza», ha sostenido. A su juicio, al Ejecutivo de PSOE y UP le vale así con hacer las cosas «un poco mejor que el PP» y «un gobierno que se autoproclama de izquierdas, debe hacer políticas que erradiquen esa pobreza». Además, ha advertido que pese a ser los Presupuestos la ley más importante del año, también existen «determinadas iniciativas que darían una orientación diferente a la que se ha padecido durante décadas».

EH Bildu pide «hechos y no palabras» para apoyar los PGE
Comentarios