domingo. 03.07.2022

El rey Juan Carlos hizo ayer el gesto de que todo bien al ser preguntado por cómo estaba al llegar en Sanjenjo (Pontevedra) a casa de su amigo íntimo y anfitrión Pedro Campos. Juan Carlos I, que para contestar dibujó un «ok» conectando el pulgar y el índice formando un círculo, aterrizó a las siete y cuarto de la tarde en el aeropuerto de Vigo tras 21 meses de residencia en Abu Dabi, y allí lo esperaron el regatista, la pareja de éste, Cristina Franze, y la hija mayor del emérito, la infanta Elena.

El ‘todo ok’