sábado. 28.01.2023
?l número dos de ERC por Barcelona, Joan Puigcercós, aseguró ayer que hasta después de las elecciones generales del 14 de marzo no se decidirá el futuro político de Josep Lluís Carod-Rovira, que en breve dejará el Gobierno de la Generalitat para encabezar esa candidatura republicana. El presidente catalán, Pasqual Maragall, aseguró que su Ejecutivo no dejó de trabajar a pesar de la polémica abierta por la reunión de Carod con la cúpula etarra, y restó importancia a lo sucedido porque crisis como ésta son «continuas» en toda Europa. Carod dejará el Gobierno de la Generalitat con toda probabilidad mañana. Él mismo ha insinuado la posibilidad de no llegar a tomar posesión de su escaño en el Congreso de los Diputados, que conseguirá con seguridad tras las elecciones generales, y permanecer en el Parlament. «Eso lo decidiremos después de las elecciones», dijo Puigcercós, que no dudó en alabar la importancia de Carod Rovira en el seno de ERC. El primer secretaio del PSC, José Montilla, aseguró que no hay pacto para que Carod regrese al Gobierno catalán, y sólo precisó que todas las competencias atribuidas al ex conseller en cap se las quedará ERC. En todo caso, no concretó cuando volverán a adjudicarse estas competencias a una sola persona. División interna Puigcercós rechazó que existe una división interna en ERC por la entrevista entre su secretario general y la dirección de la banda terrorista ETA. Lo que sí hay, dijo, es un intento por parte del Gobierno central de «desestabilizar, primero a ERC, luego al Gobierno catalán y después al PSOE». En ese sentido, lamentó la alianza entre PP y CiU para realizar «un ataque frontal» tanto a la Generalitat como al propio Carod Rovira. A pesar de las duras críticas que CiU y PP lanzaron a Pasqual Maragall durante su comparecencia de este viernes ante el Parlament, el presidente de la Generalitat, sigue muy tranquilo tras el fin de la crisis. Según dijo, en toda la semana que ha durado esta polémica «se siguió gobernando», como demuestran los 50 kilómetros de costa catalana que se han protegido y los 40 barrios catalanes donde se invertirá con el objetivo de facilitar la convivencia entre ciudadanos autóctonos e inmigrantes.

ERC asegura que hasta después de las elecciones no decidirá el futuro de su líder
Comentarios