sábado 8/5/21

Un error del Estado obliga a devolver los bienes de Meirás a los Franco

El Gobierno sólo reclamó el derecho sobre una finca catastral, no lo que había dentro

El Estado deberá devolver a los Franco todo el mobiliario, cuadros, vajillas y otros objetos que contenía del Pazo de Meirás cuando su posesión fue entregada por orden del juez a Patrimonio Nacional el pasado 10 de diciembre, tras más de 80 años de uso y disfrute por parte de la familia del dictador. Todo después de que la sección tercera de la Audiencia Provincial de La Coruña interpretase en un auto conocido este martes que el Gobierno solo reclamó el derecho sobre una finca catastral y no los muebles y bienes que se encontraban dentro de la finca.

El fallo fue celebrado por el abogado de la familia, Luis Felipe Utrera-Molina, que considera que despojar de dichos objetos a los Franco «fue una decisión injusta». El Estado, además, deberá indemnizar a los afectados por los daños y perjuicios que les hubiese ocasionado ese depósito cautelar —que ahora se ha anulado—, pero podrá reclamar en otro pleito la titularidad de los muebles que considere Patrimonio Nacional asignados al jefe de Estado.

Según señala la Justicia, lo que reclamó el Estado fue «el inventario de los bienes muebles existentes en el pazo» y después «una medida cautelar de un depósito en poder de la Administración ejecutante de todos los bienes existentes en dicho inmueble». Pero, en ningún momento, lo hizo para recuperar las «mesas, sillas, vajillas, alfombras o cuadros», tal y como aparece en el escrito.

El inventario fue elaborado por vía judicial, un mes antes de la entrega de la titularidad del pazo al Estado, debido al «riesgo de expolio» que, entendían, existía entonces. En el documento están tasados objetos de gran valor, acumulados durante más de un siglo. Entre ellos, 697 objetos considerados relevantes «para la integridad de este bien de interés cultural» y 13.000 libros, algunos pertenecientes a la biblioteca de la escritora Emilia Pardo Bazán, la primera moradora del edificio tras su reforma en el siglo XIX.

Un error del Estado obliga a devolver los bienes de Meirás a los Franco
Comentarios