miércoles 18/5/22

La Delegación del Gobierno en Melilla aseguró ayer que, en las conversaciones entre España y Marruecos para reabrir la frontera de la ciudad, «se está trabajando en otra frontera», propia «del siglo XXI, que cumpla estándares de seguridad» y dejando atrás las imágenes de porteadores cargando con bultos.

«Esas imágenes que conocíamos anteriormente con los miles de porteadores que pasaban por la frontera dle barrio Chino o esa carretera de circunvalación totalmente ocupada por vehículos es una imagen del pasado», afirmó la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh.

Moh aseguró que la reapertura va a producirse «de manera gradual, de manera ordenada y de manera segura» y ahora se están definiendo cuáles son los perfiles que van a entrar en esta primera fase. «La imagen de miles de porteadoras o esas imágenes que veíamos en la frontera de Farhana no van a sucederse y van a entrar unos perfiles muy concretos», dejó claro.

Con respecto a los transfronterizos, apuntó que aún no está cerrado si formarán parte de la primera fase o de la segunda fase, pero ha recalcado que, cuando se habla de transfronterizos, se hace referencia a aquellas personas que tengan la documentación en vigor. «No estamos hablando de una persona que entre y salga amparándose en el acuerdo de buena vecindad», dijo. Sobre la aduana comercial, Moh reconoció que «es un trabajo complejo que ya se inició cuando se produjo ese cierre y que se ha recuperado ahora».

«Es una cuestión que tiene muchas aristas y que se tiene que trabajar de una manera amplia, de una manera consensuada y acordando todo antes de establecer la fecha», ha asegurado para insistir en que se está desarrollando dentro de ese trabajo «conjunto y coordinado en pro del interés general de la ciudadanía».

España busca con Rabat una «frontera del siglo XXI» en Ceuta y Melilla
Comentarios