miércoles 19.02.2020
La mediación de Colin Powell y la reunión que mantendrán mañana en Rabat Palacio y Benaissa, aspectos clave para cerrar la crisis

España y Marruecos dejan Perejil como estaba

El contencioso entre España y Marruecos tras la invasión del islote Perejil está a punto de finalizar. Las dos part
España y Marruecos dejan Perejil como estaba
Según dijo Colin Powell, el acuerdo consiste en restaurar el status quo del islote «que existía antes de julio de 2002», sin mencionar la fecha concreta en la que Marruecos lo ocupó. Poco después era el Gobierno español quien confirmaba el acuerdo por medio de una nota oficial. En la misma, además de omitir también diplomáticamente la fecha de la ocupación marroquí, se agradece a Powell «el trabajo realizado para facilitar dicho acuerdo». El Ejecutivo también informó que los ministros de Asuntos Exteriores, Ana Palacio y Mohamed Benaissa, mantendrán mañana en Rabat una reunión que servirá para zanjar definitivamente la crisis. Retirada Nada más cerrarse el acuerdo, las tropas españolas comenzaron a retirarse de la isla Perejil. El Gobierno español tenía preparado un dispositivo para evacuar de manera inmediata el islote. Así, los 75 soldados de la Legión instalados en Perejil comenzaron a evacuar la isla pocos minutos antes de las 20.00 horas, casi nada más anunciarse el acuerdo, por medio de helicópteros. El acuerdo alcanzado se debe en buena medida al trabajo de Colin Powell, ya que estuvo en contacto permanente con la ministra española de Exteriores y con el rey de Marruecos. De hecho, Palacio no habló directamente con Rabat desde que España recuperó Perejil y las conversaciones han sido exclusivamente con Powell, que ha realizado, según fuentes gubernamentales, una «labor de facilitación» para recuperar el status quo de Perejil, anterior a la invasión del islote por parte de Marruecos el pasado día 11. El presidente del Gobierno, José María Aznar, convocó a ultima hora del viernes, cuando ya se empezó a esbozar el acuerdo a su gabinete de crisis, formado por los dos vicepresidentes, Mariano Rajoy y Rodrigo Rato; la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio; el de Defensa, Federico Trillo; el de Interior, Angel Acebes; así como miembros del gabinete del presidente. José María Aznar convocó ayer nuevamente a su gabinete de crisis, para cerrar definitivamente el acuerdo. Como ya hiciera en el momento de que el Ejército español recuperó Perejil, Mariano Rajoy ha sido el encargado de mantener informado de las negociaciones al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero. Las conversaciones experimentaron un giro radical desde la tarde del viernes, cuando el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Mohamed Benaissa, había recalcado que Marruecos no tenía que dar garantías y que no se iniciarían las conversaciones si antes no se producía una retirada inmediata e incondicional del contingente español que custodia Perejil. Los refuerzos siguen en Melilla Los refuerzos llegados a Melilla del Tercio Juan de Austria Tercero de la Legión (Almería), del Grupo Rural de Seguridad de la Guardia Civil (Madrid) y de la Unidad de Intervención Policial del Cuerpo Nacional de Policía (una unidad de Madrid y otra de Málaga) se mantendrán por ahora en la ciudad. Según informó ayer a Efe el delegado del Gobierno, Arturo Esteban, por el momento no se ha recibido «ninguna comunicación oficial» para que se retiren y supuso que seguirán al menos hasta que el lunes los ministros de Asuntos Exteriores de España, Ana Palacio, y Marruecos, Mohamed Benaissa, formalicen en Rabat el acuerdo alcanzado para volver al status quo anterior al 11 de julio en la Isla del Perejil. Esteban expresó su «satisfacción» por este acuerdo porque «se vuelve a lo que España quería» y felicitó al Gobierno español por haber actuado en esta crisis «con tacto, rotundidad y firmeza». También confió en que la reunión en Rabat sea «el inicio de largas negociaciones para disipar las sombras que existen en las relaciones hispano marroquíes».

España y Marruecos dejan Perejil como estaba