sábado 29/1/22

La familia de Yéremi Vargas, el menor desaparecido el 10 de marzo de 2007 en Vecindario (Gran Canaria), presentó un escrito al Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana en el que solicita la reapertura del caso aportando nuevas pruebas y líneas de investigación. Además, esta parte pide la recusación del magistrado Juan Manuel Hermo Costoya, que fue quien llevó la instrucción del procedimiento en su fase final y decretó su sobreseimiento.

Aunque este hecho lo anunció el nuevo abogado de la familia Marcos García Montes en una rueda de prensa realizada en el mes de julio del pasado año, no ha sido hasta ahora cuando han podido presentar este extenso documento en el juzgado de instrucción sureño, debido a la enorme dificultad que han tenido para conseguir las presuntas pruebas y nuevas líneas de investigación.

El letrado entiende que Costoya no atendió determinadas líneas de investigación sobre los indicios que señalaban a Antonio Ojeda, alias el Rubio como el principal sospechoso y dictó un auto de archivo «injusto, a sabiendas», como así lo calificó García Montes.

El abogado, que fue apoyado por un equipo de criminólogos, coincide con la línea de investigación apuntada por la Unidad Central Operativa (UCO) que determinaba que el Rubio era el presunto asesino de Yéremi Vargas. Para esta parte, el investigado tenía «móvil, ocasión y beneficio» para acabar con la vida del menor guiado por los mismos deseos sexuales que años más tarde le llevaron a agredir sexualmente a otro pequeño en el barrio de El Doctoral en unos hechos por los que fue condenado a cinco años de cárcel que ya cumplió. Según sostiene el letrado en su escrito, hay unas conversaciones del Rubio con compañeros de celda cuando cumplía condena que no se investigaron lo suficiente, en las que el sospechoso sostenía que el niño estaba «muerto», sugiriendo, además, que su cadáver había sido destruido quemándolo. Una tesis compatible con lo que declaró un testigo que afirmó haber visto a Ojeda conduciendo en dirección contraria un coche como el que se investigó en su momento en una zona cercana a donde desapareció Yéremi el mismo día de los hechos. El caso de Yéremi Vargas está archivado desde el 25 de octubre de 2017 en un ato dictado por el sexto juez instructor que llevó la causa.

La familia del desaparecido Yéremi Vargas pide al juzgado reabrir el caso
Comentarios