martes 15.10.2019

La familia del dictador se aferra a los derechos humanos y el Constitucional

La familia de Francisco Franco se guarda una última bala, la del Tribunal Constitucional.


El abogado de los nietos del dictador, Luis Felipe Utrera Molina, presentó el jueves un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por la presunta vulneración de los derechos fundamentales de sus clientes. Solo si el recurso —que verá como uno ordinario y no de urgencia para un fallo en 24 horas, como pedía la familia—, es admitido existiría la posibilidad de frenar la exhumación de Franco.


Los nietos del dictador han anunciado también que recurrirán al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.


Cinco coches de la Guardia Civil han entrado con las sirenas y a toda velocidad en el Valle de los Caídos pocos minutos después de que se cerrara la entrada de vehículos a la Abadía.


Una visitante que ha acudido con su hijo a visitar la basílica ha contado a los medios a la salida que estaban produciéndose «enfrentamientos» en la explanada del templo.


«Arriba hay lío, es desagradable, la gente está empezando a ponerse agresiva», ha relatado la mujer, que ha hecho una «llamada a la calma» porque considera que la exhumación de Franco va a llevar a «más desencuentro» entre «las dos Españas».


«Deberíamos llamar a la calma, ya no es que los muertos no se toquen sino que vamos otra vez al enfrentamiento entre españoles», ha lamentado la mujer. Según ha precisado, en la explanada había «bastantes» personas enfrentadas. «Está tenso», ha puntualizado. Además, ha explicado que la Guardia Civil estaba retirando las «banderitas de España».

La familia del dictador se aferra a los derechos humanos y el Constitucional