jueves. 30.06.2022

Feijóo bendice a Ayuso y le da plenos poderes y «toda la libertad» en el PP

«Desde hoy, Isabel y su equipo son más libres para conseguir que el PP de Madrid sea más libre»
                      Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo ayer, en la clausura del Congreso extraordinario del PP de Madrid. JUAN CARLOS HIDALGO
Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo ayer, en la clausura del Congreso extraordinario del PP de Madrid. JUAN CARLOS HIDALGO

Alberto Núñez Feijóo cumplió ayer el primer objetivo de su liderazgo al dar por superada la crisis interna que abrió en canal al PP con la proclamación de Isabel Díaz Ayuso como presidenta indiscutible del partido en Madrid. El líder gallego siempre ha apoyado a la dirigente madrileña en sus aspiraciones territoriales y en cuanto asumió las riendas de la formación conservadora puso fecha al cónclave de la discordia, que Pablo Casado tanto le negó.

«Este congreso llevaba demasiado tiempo pendiente», reconoció Feijóo, que no quiere que las cuestiones internas ocupen al nuevo PP «ni un segundo más». A diferencia de su predecesor, el nuevo líder de los populares ha entendido que le conviene sumar a su proyecto a Díaz Ayuso y hacer de sus diferencias una fortaleza para ensanchar el partido.

«Isabel y yo somos personas muy distintas», pero «somos un partido amplísimo, diverso, en el que cabe mucha gente y muchos acentos», ahondó el dirigente gallego delante de varios cientos de militantes madrileños y de la plana mayor del PP.

El expresidente de la Xunta dio vía libre a la presidenta madrileña, hacia la que se deshizo en halagos, para coger el timón de la organizacion territorial más poderosa de los conservadores y hacer su equipo y su estrategia, sin tutelas ni intromisiones.

«Desde hoy, Isabel y su equipo son más libres. Libres —recalcó— para conseguir que el PP de Madrid sea más libre y que Madrid sea más libre».

Con la llegada de Díaz Ayuso —ahondó en la alabanza— se abre ahora «una nueva etapa brillante» en la organización regional, porque hay en Madrid, dijo, «un líder, un equipo y un magnifico proyecto» para hacer frente a un desafío, volver a ganar el Ayuntamiento y la Comunidad en 2023.

Feijóo subió el listón y apuntó a la mayoría absoluta que la ya nueva presidenta de los populares en Madrid tocó con los dedos el 4-M de 2021 porque le servirá como herramienta para dar el salto a la Moncloa frente al «Gobierno menos preparado de la democracia».

«La izquierda nos culpa de todos los males de nuestro país y eso es una gran noticia —remarcó—, porque nos ven competitivos y creen que cuando comparamos los modelos de gestión ellos pierden».

El nuevo líder del PP y Díaz Ayuso trataron de exhibir sintonía a pesar de que la mandataria autonómica dejó claro que no va a renunciar a ser Madrid ariete contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

De nada sirvió que Feijóo reclamase aparcar «debates estériles y algaradas» y centrar el foco en la situación económica, Díaz Ayuso insistió en que hay que dar la batalla cultural y dejó claro que va a seguir siendo un verso libre dentro del partido frente a la moderación del propio Feijóo.

«El centroderecha no puede dejar que la izquierda colonice los problemas y arreglar solo la economía», disparó ante el dirigente gallego, que le escuchaba en primera fila.

En su primer discurso como presidenta del PP de Madrid, Díaz Ayuso sacó su estilo más beligerante y arremetió con dureza contra el Ejecutivo de Sánchez al que ve como un «Gobierno infantiloide», que llena la cabeza de sus ideas «a personas bienintencionadas».

«Es el Gobierno más autoritario y menos leal a los españoles», afirmó. Cargó también contra el feminismo de la ministra Irene Montero, «una señora» que, dijo, «nos da lecciones de feminismo cuando su mayor éxito político es ser ‘pareja de’», en alusión a Pablo Iglesias.

Habló del «franquismo, «de rabiosa actualidad mientras ETA es el pasado», del aborto, la educación y hasta el concepto de nación que ha dado más de un quebradero de cabeza a la nueva dirección de Génova en los últimos días. «El nacionalismo es propio de las no naciones —apuntó— y se ha convertido en una fábrica de expulsar a jóvenes y a empresas».

Díaz Ayuso quiere que se acaben las suspicacias mediáticas sobre su supuesta competición interna con Feijóo y dejó claro que, a pesar de que representan dos modelos distintos comparten el mismo objetivo común de acabar con el ‘sanchismo’. Para ello, la líder ha puesto a disposición de su jefe de filas toda la maquinaria del PP de Madrid. «Tendrás a este equipo de tabernarios a tu entera disposición», se comprometió Isabel Díaz Ayuso en un intento de alejar los fantasmas que atenazaron Génova en tiempos como líder de Pablo Casado.

Feijóo bendice a Ayuso y le da plenos poderes y «toda la libertad» en el PP